Selena Gómez ha decidido dejar de tomar para cuidar su riñón y reconciliarse con su amiga

Selena Gómez fue vista rodeada de agua poco después de conocerse la noticia de la pelea con su amiga Francia Raisa, donante de riñón, por beber y tomar decisiones poco saludables después de una cirugía que le salvó la vida.

El 25 de agosto, Selena asistió a un concierto de Kacey Musgraves en Los Ángeles. En lugar de beber alcohol, la cantante de 27 años sonrió mientras estaba sentada en una mesa llena de botellas de agua.

 

Gómez, que sufre de lupus, parecía saludable y feliz mientras estaba en el concierto.

 

Raisa le dio a Selena uno de sus riñones después de que los propios órganos de la intérprete de Slow Down comenzaron a fallar. Gómez se sometió a una cirugía para un trasplante de riñón en 2017, por lo que es imperativo que se mantenga alejada de cualquier cosa, incluida la bebida, que podría dañar su nuevo órgano.

 

Después de la terrible experiencia, Gómez admitió que habría muerto sin Raisa, y dijo que se dedicaría a recuperarse.

 

"Selena hizo exactamente lo contrario de lo que dijo que haría cuando se recuperara", para disgusto de Raisa, dijo una fuente. "Dijo que ya no iba a beber, pero lo hizo".

Selena Gomez acaba de cumplir 27 años y así se ha transformado su look con el tiempo

Un ejemplo a seguir para todas con sus valores y determinación.

 

Una molesta Raisa, de 31 años, quien dijo que pasó por el infierno en el proceso de recuperación del trasplante, discutió con Selena por su comportamiento. "Ella se preocupa por ella y la ama", explicó una fuente. "Ella le dijo que realmente estaba tomando algunas decisiones poco saludables y que estaba preocupada por ella".

Te recomendamos en video