La complicada enfermedad degenerativa que afecta a Juan Carlos 'Pollo' Valdivia

El animador habló sobre el tema en su programa 'Toc Show'

En el estreno de la nueva temporada de Toc Show, de TV+, Juan Carlos 'Pollo' Valdivia realizó una inesperada confesión. El animador reveló que sufre de artrosis, enfermedad degenerativa que se caracteriza por un desgaste de progresivo del cartílago articular, que recubre las superficies óseas de las articulaciones, de acuerdo con la descripción de Clínica Las Condes (CLC).

Su declaración ocurrió en medio del programa, cuando dijo a modo de chiste que aún podía bailar y que si bien pensó que podía tratarse de gota, descubrió que era artrosis.

"Sentí molestias en el empeine del pie izquierdo y todo indicaba que era gota. Pero luego de exámenes, radiografías y ecografías, se comprobó que era artrosis", dijo a Página 7.

"Lo que tengo es un desgaste de cartílago entre huesos que provoca dolor y es producto del paso del tiempo", explicó, agregando que su médico le dijo que no había nada que hacer, "solo tomar analgésicos cuando duele".

Pese al diagnóstico, el 'Pollo' Valdivia aclaró que la enfermedad "tiene soluciones médicas si se agudiza. Cirugía inclusive. Pero es poquito todavía".

¿Qué es la artrosis?

Las células madre han beneficiado a un gran número pacientes al sanar artrosis de cadera y rodilla

Se gana calidad de vida en el corto plazo, menor tiempo de recuperación y sin riesgo de infección que significa someterse a una cirugía.

Según explica el traumatólogo del equipo de pie y tobillo de Clínica Las Condes, Rodrigo Melo, "la artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones, que se caracteriza por el desgaste progresivo del cartílago articular, un tejido altamente especializado que recubre las superficies óseas de las articulaciones y permite el movimiento de estas sin dolor".

Los principales síntomas de la enfermedad son la rigidez y dolor articular. De acuerdo con el especialista, la artrosis afecta principalmente a personas después de los 60 años o a quienes han sufrido traumas graves como luxaciones o luxofracturas.

Si bien la enfermedad es degenerativa, existen tratamientos para aliviar las molestias. Estas opciones contemplan actividades físicas específicas, kinesioterapia y antiinflamatorios.

Te recomendamos: