La fuerte crisis que habría atravesado Angelina Jolie al enterarse que Shiloh quería ser un chico

Los padres pueden lograr aceptar a sus hijos tal y como son y la actriz lo demostró

A muy temprana edad, Shiloh, hija de Angelina Jolie y Brad Pitt, manifestó sus deseos de ser un niño. De hecho, estando muy pequeña, le pedía a todos que la llamaran John, pues con un nombre de varón se sentía más cómoda.

Actualmente, Angelina brinda todo el apoyo que necesita su hija y la acompaña en las decisiones que toma, incluso, algunos medios estadounidenses afirman que en una ocasión la actriz expresó que Shiloh elegiría el género “con el que se sienta cómoda”.

Pero, aunque la actriz ahora apoya a su hija  Shiloh e, incluso, hay quienes afirman que le financia un tratamiento para su cambio de género, todos nos preguntamos: ¿Siempre fue así? ¿Cómo aceptó Angelina que su hija quería ser un niño? ¿Cuál fue su reacción al principio?

¿Cómo Angelina Jolie logra apoyar a Shiloh?

View this post on Instagram

#angelinajolie #shilohjoliepitt 😋

A post shared by Shiloh Jolie Pitt (@shiloh.jolie.pitt) on

Es común que los familiares de una persona que se siente identificada con un género diferente al que nació, atraviesen una crisis emocional.

Lo que ocurre es que, inevitablemente, las madres y padres se imaginan toda una vida para sus hijos, cuando alguno confiesa que es lesbiana, gay, bisexual, transexual o de otro género todo ese sueño se rompe.

Cuando un papá o una mamá enfrenta una situación que supera su capacidad de respuesta o vive un estrés prolongado, puede sentirse agobiado. A esto se suma el miedo de que su hijo sea excluido, discriminado y víctima de bullying. Es entonces cuando muchos padres experimentan remordimiento y sentimientos de culpa o de vergüenza.

Es probable que Angelina Jolie haya atravesado esta situación con Shiloh, pero claramente lo superó, pero ¿cómo lo hizo?

View this post on Instagram

🦕🌻

A post shared by Shiloh Jolie Pitt (@shiloh.jolie.pitt) on

Los padres que logran superar esa etapa crítica dejan de lado los sentimientos de vergüenza y se concentran en ver a su hijo como siempre lo han hecho. Es positivo buscar ayuda psicológica para fortalecer la relación familiar y aprender a respetarse.

Te mostramos en video: