Luego de una ola de críticas, Kim Karashian decide cambiar el nombre a su línea de fajas

Kim se disculpó por las personas a las que les faltó el respeto

Kim Kardashian finalmente se ha rendido ante la crítica.

La estrella de 38 años se metió en graves problemas internacionales tras el anuncio de su última empresa comercial la semana pasada, una compañía de fajas llamada Kimono.

 

Las críticas contra el nombre, que Kardashian registró el año pasado para su ropa interior, fajas y kimonos reales, fueron rápidas. Los fanáticos acusaron a la estrella de apropiación cultural, enviaron páginas con spam con el hashtag #KimOhNo y pidieron a la estrella que le cambiara el nombre a su línea.
Kim inicialmente se resistió, insistiendo en que no quiso faltarle el respeto a nadie, pero reveló con un post de Instagram que cambiará el nombre.

“Siempre estoy escuchando, aprendiendo y creciendo; aprecio mucho la pasión y las perspectivas variadas que las personas me brindan. Cuando anuncié el nombre de mi línea de fajas, lo hice con las mejores intenciones en mente", anunció, y agregó: "Mis marcas y productos se construyen con inclusión y diversidad en su núcleo y, después de una cuidadosa reflexión y consideración, lanzará mi marca Solutionwear con un nuevo nombre. Voy a estar en contacto pronto. Gracias por su comprensión y apoyo siempre".

 

View this post on Instagram

Being an entrepreneur and my own boss has been one of the most rewarding challenges I’ve been blessed with in my life. What’s made it possible for me after all of these years has been the direct line of communication with my fans and the public. I am always listening, learning and growing – I so appreciate the passion and varied perspectives that people bring to me. When I announced the name of my shapewear line, I did so with the best intentions in mind. My brands and products are built with inclusivity and diversity at their core and after careful thought and consideration, I will be launching my Solutionwear brand under a new name. I will be in touch soon. Thank you for your understanding and support always.

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

 

El cambio de posición probablemente se debió a una mayor presión por parte de voces más prominentes, incluido el alcalde de Kyoto, Japón, quien el domingo le escribió a Kardashian una carta abierta.

 

“El kimono es una vestimenta étnica tradicional fomentada en nuestra rica naturaleza e historia con los incansables esfuerzos y estudios de nuestros predecesores, y es una cultura que ha sido apreciada y transmitida con cuidado en nuestra vida. Además, es un fruto de la artesanía y verdaderamente simboliza el sentido de la belleza, los espíritus y los valores de los japoneses", dijo el alcalde Daisaku Kadokawa, quien es conocido por usar un kimono mientras realiza sus tareas oficiales.

Te recomendamos en video