La reina Isabel pierde la paciencia y tras la llegada de Archie manda a vigilar a Meghan Markle

La reina quiere devolver el orden en la realeza

Hace una semana que los duques de Sussex, Meghan Markle y el príncipe Harry, tuvieron a su primogénito, el pequeño Archie.

Sin embargo, aunque están en una hermosa etapa de su vida, parece que las cosas en la realeza no van muy bien. Y es que la reina Isabel II ha decidido mandar a vigilar a Meghan Markle.

Según ha asegurado Mirror, en el Palacio de Buckingham se rumorea que luego de la llegada de Archie Harrison, Meghan le ha hecho perder la paciencia a la monarca, y tras varias advertencias, la ha mandado a vigilar.

Desde que la exactriz se integró a la familia real ha llamado la atención del mundo entero, y en varias oportunidades ha roto los protocolos y las reglas de la realeza, además de transformar la vida del príncipe Harry.

Esto, no ha sido del agrado de la reina Isabel, quien además se ha disgustado porque considera que Meghan y Harry han opacado a otros miembros de la realeza.

La reina acusa a esta pareja real de difundir sus actividades y opacar las apariciones de los otros miembros como el príncipe William, Kate Middleton, Eugenia de York, y hasta el príncipe Carlos.

Recordemos que al siguiente día de la boda de la princesa Eugenia, esta celebración fue opacada por el anuncio del embarazo de Meghan Markle, acción que fue cuestionada por la reina.

Así que para tener el control y devolver el orden en la realeza, la monarca ha tomado esta decisión de mandar a vigilar a Meghan y Harry.

 

Te recomendamos en video