La locura de Daenerys Targaryen, ¿sexismo o parte de la historia?

The Mad Queen ha causado polémica desde el episodio del domingo

La locura de Daenerys Targaryen

Ha causado mucha polémica la última temporada de Game of Thrones. Mientras algunos la defienden, otros se sienten muy decepcionados por el desenlace de la historia. Sobre todo con uno de los personajes principales: Daenerys Targaryen. 

Es impresionante cómo fue creciendo esta joven durante la trama. De ser vendida por su hermano como un producto más (intercambiada por una promesa de contar con un ejército) a convertirse en una imperiosa líder.

Daenerys vision season 2

Su meta siempre había sido liberar a los inocentes del yugo de quienes tenían más poder, algo que lograba a través de la fuerza, y siendo implacable en sus decisiones. No obstante, todo cambió después de éste último capítulo.

View this post on Instagram

When the sky falls down upon them. #GameofThrones

A post shared by gameofthrones (@gameofthrones) on

Ahí traicionó todos los ideales que una vez la sostuvieron y por ende las críticas comenzaron. Aunque en un inicio ella explica que la piedad es un futuro mejor para las nuevas generaciones, no para aquellas que ya están.

‘Game of Thrones’: los reencuentros que más estábamos esperando

Nadie esperaba el abrazo de Sansa Stark y Theon Greyjoy

No es sexismo, el argumento sí se justifica

Muchos comenzaron a atacar ya que consideran los guionistas convirtieron a uno de los personajes femeninos más fuertes de la serie en una mujer enloquecida por el dolor, cayendo así en los estereotipos machistas.

Sin embargo, éste no es el caso. El destino de Daenerys  ya se había escrito desde tiempo atrás y que se habían dado señales desde las primeras temporadas. No tiene que ver con su género, pero sí con su legado familiar. Su padre, hermanos, abuelos, habían tenido una historia similar.

Daenerys Targaryen

Es un personaje muy humano, que había quedado aislada, cargaba con la pérdida de todos sus seguidores, y tenía una fuerte sed de venganza atada a un gran poder. No hay un sexismo, al contrario, el autor ha respetado mucho la fortaleza femenina.

Es normal sentir desconfianza por el tratamiento que se le han dado a las mujeres en el entretenimiento, y es bueno cuestionar todo lo que nos rodea.

Te recomendamos en video: