La cruel broma que hizo la reina Isabel al momento de nacer el príncipe William

La reina Isabel es conocida por su mordaz sentido del humor

Después de presentar a su recién nacido al mundo, el Príncipe Harry y Meghan publicaron una imagen íntima de la reina Isabel, el duque de Edimburgo y Doria Ragland, todos inclinados hacia el bebé real. La leyenda dice: "Esta tarde, sus Altezas Reales presentaron a Su Majestad la Reina a su octavo bisnieto en el Castillo de Windsor”.

Esta no es la primera ocasión que la reina Isabel conoce a un nieto o bisnieto en este caso, ya lo ha hecho en numerosas ocasiones, siendo la primera muy especial para ella, incluso comentando una frase algo hiriente.

 

El príncipe Carlos y la princesa Diana dieron la bienvenida a su primer hijo, el príncipe William, el 21 de junio de 1982.

Según un informe del Daily Express de 2014 escrito por la corresponsal real Camilla Tominey, Carlos sonaba como cualquier padre nuevo cuando le escribió a su prima Patricia Mountbatten, anunciando la feliz noticia.

"La llegada de nuestro pequeño hijo ha sido una experiencia asombrosa y que ha significado mucho más para mí de lo que jamás hubiera imaginado".

"Estoy muy agradecido de haber estado al lado de la cama de Diana todo el tiempo porque sentí que había compartido profundamente el proceso de nacimiento y, como resultado, se me recompensó al ver a una pequeña criatura que nos pertenecía".

Tominey afirmó que la Reina reaccionó de una manera muy diferente al nacimiento de su nieto. Según los informes, la reina Isabel dijo sobre William: "Gracias a Dios que no tiene orejas como su padre".

Tener respuestas joviales a los nacimientos reales parece ser un rasgo popular en la Familia Real.

 

Según el documental "The Royals" de Netflix de 2013, el rey Felipe se encontró casualmente con su hijo recién nacido, el príncipe Carlos, y comentó que parecía un "pudín de ciruela".

Te recomendamos en video