Jared Leto llegó a la Met Gala 2019 con una cabeza del mismo

El ganador del Oscar causó un gran asombro

Jared Leto pudo sorprender en una Met Gala que fue la más extravagante de todas.

El cantante de 30 seconds to Mars fue vestido de Gucci, al igual que el año pasado, y llevando un accesorio algo inusual: una cabeza de si mismo.

 

Leto, extrovertido y siempre fuera de la normal, la puso en alto cuando salió del carro donde llegó a la alfombra rosada del Museo Metropolitano, provocando los gritos de asombro e histeria de los presentes.

 

Este año, el tema de la Met Gala es el camp, palabra que representa todo lo exagerado, lo chabacano, lo fuera de lo común y ciertamente Jared Leto lo supo hacer muy bien.

 

Otras de las estrellas que llevaron la alfombra rosada a otro nivel fueron Lady Gaga, quien hizo un dramático performance y reveló cuatro atuendos en solo minutos. Celine Dion, la extravagante cantante, fue vestida como un “pavo real albino” según lo que le dijo a los reporteros.

View this post on Instagram

Haus of Gaga… #MetGala #MetGaga 💖💖💖

A post shared by Selen Alkan (@selen.alkangagamonster) on

 

Billy Porter, protagonista de la serie Pose, llegó como un dios egipcio con alas doradas incluidas.

 

Todos los atuendos de este año en la Met Gala han superado por mucho a las celebraciones anteriores, dejando la barra muy en alto para el año próximo.

Te recomendamos en video