La macabra historia de la esposa de Ted Bundy: para ella era un Dios, inocente de violar y matar a 30 mujeres

Los resultados nefastos de la manipulación en la pareja.

La manipulación en la pareja puede ocasionar daños irreparables. Puede nublar tanto tu mente haciéndote incapaz de ver la realidad con todos sus matices y esto fue lo que le pasó a Carole Ann Boone, al casarse con el asesino en serie Ted Bundy incluso mientras que él era sometido a juicio por sus crímenes.

5 datos macabros de la película de Ted Bundy en Netflix protagonizada por Zac Efron

Desde este 3 de mayo está disponible así que no te la puedes perder.

Ahora el caso de Bundy vuelve a estar sobre el tapete a raíz del documental y película que Netflix ha estrenado sobre la vida de este homicida que era amado por las masas en los años 70 por su simpatía y carisma. Se trata de Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile.

Quién es Carole, la única esposa de Ted Bundy

Bonne y Bundy se conocieron en 1974, mientras trabajaban en el Departamento de Servicio de Emergencias del estado de Washington…donde irónicamente él trabajaba ayudando a buscar a muchachas desaparecidas que él mismo había matado.

“Me gustó Ted inmediatamente. Me pareció que era una persona bastante tímida y que había mucho más bajo la superficie que mostraba”, contó en el libro The Only Living Witness: The True Story of Serial Sex Killer, Ted Bundy, reseñó Cosmopolitan.

Tiempo después se casaron, mientras que Ted estaba en pleno juicio acusado de asesino serial de mujeres. Ella parecía creer en su inocencia y siempre lo visitaba a la cárcel.

Incluso, luego de que Bundy fuera arrestado en Florida por unos asesinatos, Boone se mudó a este estado desde Washington solo para poder estar cerca de él. Incluso, ella testificó en todo momento a favor de Ted y se casaron en pleno juicio.

netflix

¿Qué otras aberraciones cometía por su esposo? Ingresaba drogas a la cárcel por vía vaginal para dárselas a Ted. También llevó medicamentos por vía rectal.

Y por si fuera poco…cuando Ted estaba en el corredor de la muerte, saltó la noticia de que Boone estaba embarazada del asesino de más de 30 mujeres, embarazo que se produjo aun cuando las visitas conyugales estaban prohibidas para él.

Finalmente, con el pasar de los años y las confesiones de su marido, se dio cuenta del monstruo con el cual estaba casada. Se divorció de él en 1986 y se mudó a Washington con su hija. No lo visitó más hasta su ejecución en 1989. De hecho, el día de su muerte, Ted intentó llamarla pero su exesposa nunca respondió.

Te recomendamos en video: