After, la nueva historia que romantiza las relaciones tóxicas

El drama juvenil que confunde el amor, con la dependencia y la violencia.

La serie After

Seguramente estás acostumbrada a escuchar que tal serie o película ha romantizado la violencia. ¿Qué quiere decir esta expresión? Construimos nuestros ideales del amor, de la amistad, y de la belleza a través de aquello que nos venden.

Crecemos con las historias de amor determinadas, y queremos inconsciente replicarlas a nuestras vidas. Soñamos con ese hombre sensual, de músculos definidos, y sonrisa coqueta que nos quitará el aliento, y lo comenzamos a buscar continuamente.

Por supuesto, nos llevamos grandes decepciones porque la vida real no es una novela. Asimismo, comenzamos a creer que actitudes descritas en ellas son románticas, cuando en realidad no lo son.

after

Por ejemplo, After. La historia relata como una jovencita universitaria, quien es muy inocente, estudiosa, y pulcra, se enamora perdidamente del chico malo. Un chico de 20 años con tatuajes, y piercings, y por supuesto, quien la trata mal todo el tiempo.

Ellos consiguen una química impresionante, que siempre se ve frenada por las inseguridades de él. No duda en lastimarla con sus palabras, acciones, y ella comienza a caer en la misma dinámica en donde todo el tiempo le está dando celos.

1.- Hardin es agresivo todo el tiempo

No se trata huir si descubres que la persona amada tiene un defecto. Sin embargo, es terrible creer que es romántico alguien que todo el tiempo está golpeando, y siendo violento, insultando a otros y tratándolos mal.

La agresividad de Hardin llega a dañar a Tess física y emocionalmente, más de una vez. Todo el libro se trata de peleas, y sexo de reconciliación. ¡Sorpresa! Eso no es el amor.

View this post on Instagram

🖤 #AfterMovie

A post shared by After Movie (@aftermovie) on

2.- Tienen una relación co-dependiente

Todo el tiempo están juntos, y aunque corten no pueden estar separados. Nos enseña que el amor es girar alrededor del otro todo el tiempo. No hay espacio para los amigos, para los momentos en solitario y otras cosas.

¿En serio eso es amor? Eclipsar toda tu vida con esa persona es una co dependencia dañina, y se aleja de una relación sana. Ambos deben tener tiempo para encontrarse por separado.

3.- Los celos patológicos de Hardin

Hardin no deja que Tess tenga amigos, no confía en nadie, ni en ella. Todo el tiempo está golpeando a quienes se atreven a acercarse a ella, la insulta por hablar con otros hombres, y la trata una y otra vez como su propiedad.

No deja usar la palabra "es mía y de nadie más". 

after

4.- La forma de usar la palabra zorra

Molly, un personaje antagonista, es uno de los más criticados. Tess la está juzgando todo el tiempo, y la ve a mal porque disfruta de su sexualidad. La critica por cómo se viste, la llama zorra, y la tratan mal por meterse con varios hombres insinuando que no se tiene respeto.

Sin embargo, cuando el mismo Hardin lo hacía o sus amigos, lo tratan como algo normal de "chicos universitarios".

5.- La inocencia de Tessa

Santifican a Tessa todo el tiempo. Lo que atrae a Hardin más es que nadie más que él la ha tocado. Una vez más caemos en el estereotipo de cómo la mujer virginal es el ideal perfecto para cualquier hombre.

Las mujeres son distintas, unas más recatadas y otras más cómodas con su sexualidad. Esto no las hace ni santas ni villanas, solo personas que viven sus vidas cómo ellas desean.

Palabras de la autora

Anna Todd, autora de la saga, comenta que ella no cree es machista la trama. Asimismo, confiesa que ella no está presentando un ideal de relación, solamente escribe historias que llegan a suceder.

¿El problema? No puedes tomar con tanta ligereza el asunto, quiera o no, su historia impacta en miles de adolescentes. Quienes comienzan a tomar a Tess y a Hardin como un ejemplo de relación lo cual es preocupante.

Te recomendamos en video: