Los momentos que pusieron en riesgo la vida de Alejandra Guzmán

Alejandra Guzmán ha sido una de las cantantes más polémicas del espectáculo mexicano

Alejandra Guzmán siempre ha sido una de las cantantes mexicanas más talentosas y polémicas del espectáculo. Aunque siempre ha sido muy sincera con los fans, la cantante decidió mostrar desde una nueva perspectiva los acontecimientos que marcaron su vida. Así, a través de La Guzmán deja ver el por qué de su rebeldía y alocada personalidad.

Es un hecho que su vida ha estado llena de altas y bajas y que las tragedias, adicciones y decepciones han forjado su carácter tan contundente. A continuación te mostramos algunos de los escándalos de salud que casi le cuestan la vida a la intérprete de "Reina de Corazones"

Adicciones

La juventud de La Guzmán estuvo marcada por la ausencia de sus padres y la muerte de su hermana Viridiana. La cantante siempre fue rebelde y con sed de explorar el mundo. Según relata la propia Alejandra, era muy noviera y fue por uno de sus novios que probó las drogas por primera vez.

"Estaba con mi novio en Acapulco y empezamos a fumar marihuana. Disque no sentía nada y me fui a bailar. Cuando fui más adicta fue cuando fui famosa y tuve todo el dinero del mundo y todos te regalan drogas. Ahí fue cuando empecé a meterme cosas más fuertes"

La Guzmán tuvo que ser internada en un centro de rehabilitación. Además, tras sufrir un aborto a principios de los 2000, el alcohol se convirtió en su refugio para superar el dolor.

"Llega un momento en que te das cuenta de que estás en la … total. Bebía todos los días sin ingerir alimentos; llegué en estado anémico a la clínica de rehabilitación. La pérdida de mi bebé hace cuatro años fue un golpe muy duro para mí y me refugié en el alcohol y las drogas".

Cáncer de mama

En 2007, tras ir al médico a un chequeo de rutina, la cantante fue diagnosticada con un tumor en un seno.  Fue gracias a la intervención temprana que logró salir exitosamente de esta enfermedad. Hoy, la cantante se ha dedicado a promover la auto exploración y aconseja a todas las mujeres asistir al médico a chequeos regulares para ser atendidas de manera temprana.

“Es duro cuando ves tu feminidad mutilada. Fue como ‘¡ay carajo!’. Mi tarea fue [aprenderme] a querer como soy ahora”, agrega. Según ella, el amor por la vida, su hermano y su hija Frida fue lo que la ayudó a salir de esa “incertidumbre espantosa”.

Infección en los glúteos

La cantante estuvo a punto de que le amputaran la pierna o quedarse paralítica luego de que le inyectaran materiales tóxicos en los glúteos. Su intención era aumentarlos y moldearlos pero la intervención terminó convirtiéndose prácticamente en una sentencia de muerte que afectó su la cadera y parte de la espalda.

Alejandra tuvo que someterse a 18 cirugías para eliminar los residuos. Fueron 9 años de batalla para la intérprete. En su momento, los dolores en la espalda baja que padecía Alejandra la llevaron a cancelar una presentación y fue llevada de emergencia a un hospital de la zona sur de la Cuidad de México, en donde estuvo internada casi un mes.

 

 

Te recomendamos en video