Olmo, el hijo de Cuarón que fue blanco de despiadados comentarios

Es probable que muchos no sepan que nació con autismo

Alfonso Cuarón , el padre de Roma, la cinta extranjera más aclamada de los Premios Oscar 2019 se llevó a dos acompañantes muy especiales: sus dos hijos Bu Cuarón, quien compuso una canción para el soundtrack de la película, y Olmo Teodoro Cuarón, de 13 años.

Olmo Teodoro fue blanco de despiadados comentarios en redes sociales debido a sus expresiones infantiles durante la gala de los Premios Oscar. Es probable que muchos no sepan que nació con autismo.

En 2008 Cuarón reveló a la agencia Notimex que se alejó de los escenarios un año para cuidar a Olmo, de cuatro años en ese momento.

Cuaron se alzó como mejor director por Roma, que también ganó mejor película extranjera.

Usuarios reprocharon que se haya usado la imagen del niño con autismo para memes:

"Hay muy poca conciencia acerca del autismo y Autism Speaks logró que el 2 de abril fuera considerado el Día Internacional del Autismo, porque la ONU (Organización de las Naciones Unidas) entiende la seriedad del problema porque sólo se ha dado el caso de que dos enfermedades con como el Sida y la diabetes, fueran consideradas", declaró Cuarón en una oportunidad.

"México es un país en el que miles de niños padecen esta condición y no tienen sistemas de apoyo ni la confianza de los padres", lamentó el cineasta.

"Yo tengo un niño con esa condición y puedo decir que afortunadamente tengo los medios económicos y el acceso a especialistas y por lo mismo he dejado de trabajar, suspendí todos mis proyectos para dedicarme a mi hijo", recalcó.

Fue a los dos años y medio cuando se dieron cuenta que algo no andaba del todo bien con Olmo.
"Le detectamos autismo poco después de los dos años y medio. Los médicos oficiales nos decían que si no hablaba a los cinco años viéramos qué pasaba, pero a esa edad ya no podíamos atenderlo como es debido, así que es muy importante que se eduque a los padres para que echen ojo a ciertos síntomas, si los identifican hay una gran probabilidad de rehabilitar a sus niños".
"Su caso era muy superficial, los síntomas que manifestaba era que cuando tomaba un carrito, no jugaba con él, sino que lo volteaba hacia arriba y giraba las ruedas, además, hacía unos berrinches constantes".

Te recomendamos en video: