Tiene un tumor en el cerebro y aún así no abandona su sueño de ser una bailarina

Catherine Wreford, ha decidido pasar sus últimos años haciendo lo que realmente le apasiona más que su vida: “Estar en el escenario y bailar”.

Las adversidades y las enfermedades pueden derrumbar a las personas, pero existen otro tipo de seres humanos que ven esa circunstancia para seguir adelante y aferrarse a la vida. Ese es la extraordinaria historia de la canadiense Catherine Wreford, una mujer que a pesar de tener un tumor cerebral no abandona su sueño de ser una bailarina exitosa.

Su conmovedora historia inspira hoy a quienes la siguen en su cuenta de Instagram. Hace seis años se le diagnosticó un en su cerebro y Catherine ha decidió no rendirse y luchar hasta el final.

El 24 de junio de 2013, a ella le diagnosticaron astrocitoma anaplásico (un tumor cerebral maligno). Su pronóstico no fue nada alentador porque un equipo médico le informó que solo le quedaba entre 2 y 6 años de vida.

Ya han transcurrido seis años desde aquel día y la bailarina sigue brillando y preparándose para cautivar en una nueva producción de “Romeo y Julieta” en Winnipeg, su ciudad natal en Canadá.

En una reciente entrevista dio un contundente mensaje para aquellas personas que pasan por una difícil enfermedad. “Y quiero que la gente sepa que la enfermedad invisible que tengo me matará en algún momento, pero no ahora. Todavía puedo bailar, y porque todavía puedo bailar, eso es lo que estoy haciendo”, contó.

Después de asumir su diagnóstico, Catherine Wreford decidió que quería pasar sus últimos años haciendo lo que realmente le apasiona más que su vida: “Estar en el escenario y bailar”.

View this post on Instagram

Jazz hands for another stable MRI!!!!!!!!

A post shared by Catherine Wreford Ledlow (@catherinewreford) on

Desde ese momento, no abandonó su sueño y, aunque la parte de su cerebro más afectada se relaciona con la memoria a corto plazo y el habla, ella sigue con sus ensayos, tal como lo demuestra en Instagram.

A sus hijos Elliot de 8 años y Quinn de 5 años les dice que son su principal apoyo y motivación para seguir luchando. “Les he enseñado todos estos años que los sueños hay que seguirlos, seguir luchando a pesar de las adversidades. Algún se me apagará mi vida, pero eso no lo decido yo (…) y mientras eso llega sigo bailando”, expresó recientemente, mientras se prepara para una nueva producción de “Romeo y Julieta”.

Te recomendamos en video: