Meghan Markle vuelve a romper las normas de la realeza tras contratar a una doula para el nacimiento de su bebé

La esposa del príncipe Harry colecciona una lista de protocolos que se ha saltado.

¡Lo volvió a hacer! La duquesa de Sussex, como siempre, está dando de qué hablar con sus exigencias. A pesar de que todas las mujeres de la realeza son netamente asistidas por médicos durante el parto, Meghan Markle una vez más se salta el protocolo y contrata a una “doula” que estará con ella al momento de dar a luz a su primogénito.

Tras haberse dado la noticia sobre esta contratación, se conoce que el proceso es una ruptura a las reglas reales. Y es que contar con una "doula" durante el periodo de gestación y en el momento del parto es maravilloso para toda madre primeriza. Y este es el caso de la esposa del príncipe Harry, sin embargo, no es bien visto por las tradiciones de esa familia.

Ya sabemos lo perfeccionista y caprichosa que es Meghan Markle. Así que seguramente ella cuida todos los detalles para el nacimiento de su royal baby. Según una fuente cercana a los Sussex, "ella está centrada en estar tranquila y en que el nacimiento esté rodeado de energía positiva. Cree mucho en estas cuestiones". Así fue publicado en la revista US Weekly.

Tal parece que la "doula" seleccionada es Lauren Mishcon, de 40 años, y madre de tres hijos.

Te recomendamos en video