Atractiva y con un cuerpo envidiable, los secretos de belleza de Demi Moore

Es una mujer de 56 años que luce un aspecto muy joven para su edad: genética, dietas, ejercicios y cirugías contribuyen a que deslumbre cuando desfila por las alfombras rojas.

Está espléndida a sus 56 años, y todo el mundo se pregunta cómo es que a esa edad presenta un estado de revista impecable, incluso mejor que cualquiera de sus tres hijas, Rumer, Scout LaRue y Tallulah Belle, de su matrimonio con su segundo marido, Bruce Willis.

Demi Moore, una de las actrices más famosas de Hollywood, tiene una genética envidiable. Y este es un factor determinante en su belleza, sensualidad y cuyo físico resiste y vence el paso del tiempo.

Ella sigue luciendo un aspecto espectacular. Aunque la edad también pasa por el ángel “rebelde” de Charlie, sus trucos de belleza para mantenerse joven la siguen dando resultado.

Pero la protagonista de Ghost es humana como todas y la edad hace su efecto en ella. Sin embargo sus trucos, es evidente, son más que efectivos.

Uno de sus secretos es su dieta rigurosa. Basada en alimentos crudos, Moore consume comida que no esté del todo cocida, conservando así sus minerales, proteínas y vitaminas naturales. Así se conservan los antioxidantes que ayudan a combatir el envejecimiento, disfrutar de una buena digestión y limpiar el colon.

Otro truco en su alimentación es la dieta Clean Program, una dieta de 21 días que consiste en tomar un licuado en el desayuno y otro en la cena. Contiene una mezcla de vegetal, una proteína y una fruta.

Pero no solo la dieta hace que la actriz luzca esplendida. Hay que recordar que es madre de tres hijas y que los cuerpos de las mujeres tras la maternidad sufren a menudo un cambio.

Para mantener tonificado su cuerpo y firme, entrena durante dos horas al día con pesas, además de correr 6 kilómetros diarios.

Otra de las ayudas que la permite exhibir un admirable aspecto es la cirugía plástica. Demi ha confesado que se ha sometido a algunos retoques: blanqueamiento dental, lifting, bótox y colágeno, incluso aumento de busto y arreglo de rodillas entre otros.

La evolución física de Demi es clara, incluso algunos aseguran que está mejor ahora que hace 20 años. Saltó a la fama en 1982 con la serie General Hospital. Desde entonces sus actuaciones en más de 40 películas han hecho de ella una actriz cotizada.

Siempre versátil ha pasado de la romántica película de Ghost en 1990 a la sexy Striptease en 1996. Después de esta etapa su figura pública perdió luz, hasta que en 2003 con la película Los Ángeles de Charlie reapareció con una impresionante figura en bikini captando todas las miradas.

Demi Moore es una mujer de 56 años que luce un aspecto muy joven para su edad: genética, dietas, ejercicios y cirugías contribuyen a que deslumbre cuando desfila por las alfombras rojas con un cuerpo de escándalo.

Te recomendamos en video: