Los hijos de Camila Parker: unos extraños a la familia real

Camila Parker-Bowles es uno de los miembros más polémicos de la familia real inglesa

La historia de amor entre Camila Parker y el príncipe Carlos ya es muy conocida en el mundo de la aristocracia, se juntaron luego de la muy pública relación entre Carlos y Diana. Siempre se le ve junto a sus hijastros William y Harry pero pocos saben que Camila tuvo dos hijos de un previo matrimonio.

Camila se casó en 1973 con Andrew Parker-Bowles y fueron padres de Tom y Laura.
Acorde a lo reseñado por la prensa británica especialista en la realeza, al principio Tom y Laura no se llevaban bien con los príncipes, por razones obvias. Con el pasar de los años, las diferencias entre ellos se fueron disminuyendo hasta tener una buena amistad en la actualidad, tanto así que Eliza, hija de Laura Parker-Bowles, formó parte del cortejo en la boda de Kate Middleton con el príncipe William.

Los mismos medios alegan que fue una decisión de Camila el que sus hijos biológicos permanecieran alejados del escrutinio público, así evitaba que fueran sometidos a críticas y chismes como ya es habitual con los miembros de la familia real.

Tom fue una vez invitado al programa Good Morning Britain y dijo “Mi hermana y yo no somos parte de la familia real, a decir verdad. Mi madre se casó con ella y es parte de ella. Nosotros somos personas comunes, estamos al margen”.

Sobre su vida privada, se sabe que Laura se casó en el 2006 con Harry Lopes y tiene tres hijos. Tom es crítico culinario y ya ha publicado ocho libros de cocina, además de que fue presentador del programa Market Kitchen.

Te recomendamos en video