Este es el motivo por el que Meghan Markle y el príncipe Harry no podrán estar juntos en San Valentín

Cuando perteneces a la familia real, es necesario anteponer el deber al placer

Muchos afirman que el 14 de febrero es un día comercial que las grandes industrias usan para vender regalos. Digan lo que digan, San Valentín es una fecha especial que los enamorados aprovechan para ser creativos y llenar de romanticismo su relación.

Para Meghan Markle y el príncipe Harry, el 14 de febrero sería el primero en pasar juntos como esposos. Esto lo convierte en algo más especial. Lo devastador para la joven y mediática pareja es que si habían pensando en algún plan para la fecha, ahora tendrán que cancelarlo.

Pertenecer a la familia real es un gran privilegio, pero que en muchas ocasiones requiere de grandes sacrificios por compromisos. Más de una vez es necesario anteponer el deber al placer, y este es el caso de la celebración del primer San Valentín de los duques de Sussex.

¿Y por qué no podrán estar juntos? Resulta que este año el príncipe Harry tendrá que dejar sola a Meghan Markle porque es su obligación visitar a un cuerpo de militares británicos que están de maniobras en la fría Noruega.

Consiste en un grupo de hombres de la Royal Marine que tiene seis meses de entrenamiento. El príncipe irá hasta una base cercana al Círculo Polar Ártico. Desde su inauguración en 1969, esta ha sido el lugar donde 16.000 marines británicos aprenden técnicas de supervivencia y ataque.

Desde el 2017, el esposo de Meghan Markle es Capitán General del Ejercito. Por lo tanto, es su deber acompañar desde el 14 de febrero a estos militares a realizar unas peligrosas maniobras. Por suerte, él no será uno de ellos, solo le toca pasar revista.

Las ilusiones de esta pareja real de pasar juntos la celebración están completamente lejos de la realidad. Sin embargo, quedan muchos años por delante en los que ellos podrán disfrutar nuevas fechas. Y no olvidemos que la exactriz está embarazada.

Te recomendamos en video