El verdadero motivo por el que la reina Isabel se enfureció con la princesa Diana

Diana y la reina nunca tuvieron la mejor relación

La relación entre la reina Isabel y la difunta princesa Diana nunca fue la mejor, varios reportes han salido a la luz detallando como entre ambas no había casi comunicación pero recientemente se supo el verdadero motivo de su distanciamiento.

En el libro titulado La reina Isabel: la biografía oficial, de William Shawcross, el autor revela cómo la reina Isabel se sintió "profundamente conmocionada" cuando supo que la princesa Diana había colaborado con un biógrafo real para un libro que lo contaría todo. Esto sucedió después de que Diana trabajó con Andrew Morton en el libro Diana: Her True Story, que causó sensación cuando se publicó en 1992.

Inicialmente, las dos disfrutaron de buenas relaciones cuando la Reina tomó a la joven princesa, cuya posición como forastera en la Familia Real reflejaba la suya, bajo su ala.

La reina Isabel, reveló sus pensamientos sobre el divorcio del príncipe Carlos en una serie de entrevistas inéditas con Sir Eric Anderson, el exrector de Eton College, que se pusieron a disposición del biógrafo William Shawcross.

Ella le dijo al Sr. Anderson, quien pasó un total de 20 horas entrevistándola que "siempre es un error hablar de su matrimonio".

William Shawcross escribe en el libro: "La reina Isabel simpatizó con la princesa de Gales y la duquesa de York por las enormes presiones que enfrentaron los medios de comunicación. Pero decir los secretos de la familia real fue absolutamente abominable para la reina Isabel”.

"Toda su vida se basó en la obligación, la discreción y la moderación. El rechazo público de la princesa a su esposo y su vida fue contrario a todo lo que la reina Isabel creyó y practicó. También se arrepintió cuando el príncipe Carlos habló sobre su vida privada en una amplia serie de entrevistas con Jonathan Dimbleby".

Su repugnancia por la decisión de la Princesa de Gales de salir a dar declaraciones contrasta fuertemente con la cálida bienvenida que le dio a la entonces Lady Diana Spencer cuando ella y el príncipe de Gales se comprometieron en 1981.

Le regaló a Lady Diana un broche de zafiro y diamantes como regalo de compromiso.

Diana pensó que era un "regalo asombroso" y le dijo: "Nunca he sido dueña de una joya como esa y me enorgulleceré de usarla cuando esté con Carlos".

El libro explica que en privado, sin embargo, "a la reina Isabel le preocupaba que Diana estuviera luchando para adaptarse a la presión a la que estaba sometida".

Diana falleció en 1997 durante un accidente de tránsito.

Te recomendamos en video