La razón por la que Kim Kardashian recurre a la gestación subrogada para tener hijos

Kim Kardashian volvió a sorprender a todos con la noticia de un cuarto embarazo vía subrogación

Según ha podido confirmar la revista estadounidense People, Kim Kardashian y Kanye West están esperando un cuarto hijo a través de una gestación subrogada o "vientre de alquiler", como se conoce coloquialmente.

En 2017, el anhelo de Kim Kardashian por convertirse en madre por tercera vez preocupó a los médicos debido a los embarazos de alto riesgo que tuvo con sus hijos North y Saint por lo que pusieron sobre la misa diferentes opciones. O se sometía a una operación de útero, lo cual de igual manera ponía en riesgo su vida o que una de sus hermanas (Kourtney o Khloé)  concibiera al bebé.

View this post on Instagram

Celebrating Saint with a Tarzan themed party 🍃

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Sin embargo, a mediados de ese mismo año, la pareja anunció que había conseguido alquilar un vientre que llevara a su tercer hijo. Los fans y los portales de entretenimiento enloquecieron con la noticia, abriendo el debate sobre dicho método ya que es algo cada vez más común entre las que buscan ser madres y no pueden por problemas médicos.

Kim no puede cargar más hijos debido a la placenta accreta que padece. De embarazarse, no sólo pondría en riesgo la vida del bebé sino la suya.

Cuando Kim se embarazó de su primer hija, North West, presentó dolores demasiado intensos. Mientras que con Saint, tuvo que someterse a un tratamiento y tres operaciones para reparar su útero. A pesar de que el bebé se desarrolló bien, durante el parto sufrió preeclampsia (presión arterial elevada al extremo) lo cual puso en riesgo la vida de ambos.

View this post on Instagram

North is always a mood 😂

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

De acuerdo con The American Pregnancy Association, en un embarazo normal, la placenta (órgano que proporciona oxígeno y nutrientes al feto), se separa de la pared uterina después de dar a luz pero, para las mujeres que sufren de placenta accreta, la placenta se adhiere con demasiada profundidad a la pared del útero, provocando hemorragias o daños severo al útero durante la intervención para despegar la placenta.

Para poder separar la placenta del útero, Kardashian tuvo que someterse a múltiples cirugías después del parto y a pesar de que la bebé nació sana y sin complicaciones, el verdadero dolor vino con la intervención del médico. 

Según los reportes de TMZ del año pasado, el acuerdo al que llegó Kim con la mujer que cargó a Chicago West, costaría a la pareja un aproximado de $113, 850 dólares. además habría recibido una suma de 45 mil dólares en diez plazos como compensación por sus servicios más 5 mil dólares adicionales.

La maternidad subrogada ocurre cuando una mujer está embarazada y posteriormente da a luz, no obstante el bebé pertenece tanto genéticamente como de forma legal a quienes contrataron dicho servicio.

Para alcanzar el estado de gestación, la madre subrogada, gestacional o portadora (como se suele llamar en algunas ocasiones), se utilizan técnicas como la fecundación in vitro, o la inseminación artificial, la elección de una técnica u otra depende de el caso particular.

 

Te recomendamos en video