Las 7 reglas que no puede romper la realeza británica en Navidad

La familia británica tiene estrictas reglas. Muchas se han roto gracias a poderosos personajes femeninos. Lady Di fue la primera en ser la cara de la rebelión dentro de protocolos que se han heredado por décadas. Ahora Kate Middleton y Meghan Markle han continuado la tradición.

Sin embargo, hay otras lineamientos que son inquebrantables. Durante la temporada navideña se realizan varias acciones lidereadas por la reina Isabel, quien se traslada a su residencia de Sandringham en Norfolk desde el día 19.

El resto de su familia llega el 24 o el 25 de diciembre, dependiendo la ocasión. Fue Darren McGrady quien contó las reglas más importantes de los monarcas. Él es  fue el chef de la Reina, la princesa Diana, y los príncipes William y Harry.

Regla 1: Abrir los regalos, y después tomar el té.

Regla 2: El 25 de  diciembre desayunan juntos y van a la iglesia.

Regla 3: Almuerzan (ensalada con camarones o langosta, pavo asado y platillos navideños como coles de bruselas, y el postre).  Nunca cambian de menú.

Regla 4:  La Reina otorga un discurso navideño. Terminando toman té y postre de pastel de frutas tradicionales.

Regla 5: Vuelven a comer un buffet navideño el cual consiste en 20 platillos.

Regla 6: El chef brinda con la familia después de la comida.

Regla 7: La decoración es muy sobria y escasa. La reina Isabel no es muy dada a adornar.

También es de conocimiento público el amor que la reina tiene hacia el chocolate, y la menta.  ¿Te gustaría celebrar de esa manera?

Te recomendamos en video: