Estos son los 5 mejores discos latinos del 2018

La reconocida revista Rolling Stone publicó la lista de los mejores discos latinos del 2018

La revista especializada en música y entretenimiento, Rolling Stone compartió una lista de los mejores discos latinos del 2018, destacando los alcances de las nuevas propuestas musicales de la región en el mundo.

La música urbana destacó en el ranking de 10' con varios exponentes y su destacado año.

"Si 2017 fue el año en que la música en español entró en la corriente principal, 2018 es cuando ostentó su poder de permanencia. En el epicentro del popquake latino se puede decir que Puerto Rico, cuyos habitantes emergieron de las consecuencias del huracán María con formidables demostraciones de fuerza y genio, tome el Aura de Ozuna, una multitud de éxitos de Bad Bunny, o el viral reggaeton track "Te Boté ”Y su incesante flujo de remixes. Mientras tanto, desde el otro lado del Atlántico, la cantante y compositora española Rosalía se convirtió en algo omnipresente más allá de Europa con su segundo LP El Mal Querer, y combinó su incisivamente pop con la caleidoscópica de J Balvin en su propia idea, Vibras"

 Aquí están los 5 mejores álbumes latinos según Rolling Stone de 2018:

Gepe, 'Folclor Imaginario'

View this post on Instagram

Para @rollingstone el 5 disco latino del año es nuestro #FolclorImaginario @miguelonfire @belenchamena @claudio_c_o @macobuuah @gong.om @gianluca____11 @academiamargotloyola ❤️🌹🕊 “Not quite a covers album, yet not quite a tribute, Gepe’s Folclor Imaginario is more like an impassioned conversation with the work and legacy of late Chilean folk singer and ethnographer Margot Loyola Palacios. Always up for a pop experiment, Gepe methodically disassembles Loyola’s body of work down to an abstract collection of parts, from which he and a broad range of players — including earthy vocalist Claudia Mena and emo-trap newcomer Gianluca — fashion a series of genre-busting interpretations. Flushed with sunny hues, Gepe’s original song “Joane” reverently illustrates the life and tragic death of Joane Florvil, a Haitian immigrant woman who died under dubious circumstances following her incarceration in Chile. Knowing one’s history is crucial, no matter the birthplace; to an artist like Gepe, diligently connecting the dots between past and present lays the foundation for a more imaginative future. S.E.

A post shared by @ gepegepegepe on

No es un álbum de covers, pero no un homenaje, el Folclor Imaginario de Gepe se parece más a una conversación apasionada con el trabajo y el legado de la fallecida cantante y etnógrafa chilena Margot Loyola Palacios. Siempre preparado para un experimento pop, Gepe desmonta metódicamente el trabajo de Loyola en una colección abstracta de partes, de la que él y una amplia gama de músicos, incluida la vocalista terrosa Claudia Mena y el recién llegado Gianluca, forman una serie de géneros. interpretaciones revueltas.

Balún, ‘Prisma Tropical’

Prisma Tropical hizo de Balún, criado en Puerto Rico, una sensación mediática durante la noche, aunque una década más en la fabricación. La banda tardó cuatro años en completar este álbum solo, integrando dos nuevos miembros para refinar el sonido pop de su dormitorio en un arsenal completo. El sencillo principal "La Nueva Ciudad" es un ejemplo de este pop reforzado: un etéreo sueño fusionado con ritmos panamericano tecnoflorizados. Otras pistas, particularmente los "Años Atrás", muestran la visión de "dreambow" de la banda, mejor descrita como el sonido de Cocteau Twins colaborando con Luny Tunes, reseñó la revista.

Ozuna, ‘Aura’


En un momento en que la ubicuidad musical es un componente esencial del estrellato moderno, Ozuna puede encontrar un hogar en cualquier lugar: reggaeton, cumbia, trampa, bachata, dancehall, salsa y lo que sea que haga Post Malone. Es por eso que él es la única persona que tuvo más éxitos (16) que Bad Bunny el año pasado en la lista de singles latinos, y su debut en 2017, Odisea, se convirtió en el número uno más grande de un artista masculino en la lista de álbumes principales de Billboard. . (Si cantara en inglés, estaría en la portada de todas las revistas de Estados Unidos). Odisea incluyó a varios clásicos insta, como "Se Preparó" y "Siguelo Bailando"; Aura no tiene problemas para emparejar estos. Inmediatamente, los oídos se sienten atraídos por "Besos Mojados", una colaboración con los veteranos RKM & Ken-Y en la que Ken-Y amenaza con superar a Ozuna, y "Ibiza", que parece ser cada vez más bonita cada vez que se toca.

 

Rosalía, ‘El Mal Querer’

En su segundo álbum, la cantante española Rosalía se atreve a usar la antigua forma del flamenco como un trampolín para la experimentación hipermoderna. Mientras canta líneas firmes y temblorosas acerca de los celos, el arrebatamiento y el tormento romántico, hay versiones de bajos electrónicos listos para el festival en "Pienso En Tu Mirá" y líneas decadentes de voces alteradas en "De Aquí No Sales", junto con un motor de limpieza, chirridos de frenos de coches y sirenas chillonas.

Unas cuantas canciones más tarde, en "Di Mi Nombre", un ritmo de aplausos y patadas evoca el éxito de Lumidee "Never Leave You (Uh Oh)", mientras que "Bagdad" toca bellamente el clásico de Justin Timberlake "Cry Me a River". La premisa es atrevido, tal vez el flamenco no estaba tan lejos de la radio contemporánea R&B como pensábamos, y la fusión es impecable.

J Balvin, 'Vibras'

View this post on Instagram

Gracias a la luz

A post shared by J Balvin (@jbalvin) on

Si 2015 Energía ayudó a cambiar el rumbo del reggaeton, la obra de J Balvin, Vibras, allanó el camino hacia la aclamación general con sol. Parte de un experimento científico, una parte de plataforma internacionalista, el avance de la cantante colombiana encarna al zeitgeist urbano "Despacito" que toma el pop latino por asalto.

Bendecido con un escalofrío camaleónico, Balvin apenas se pinta en un rincón: sus coqueteos con dancehall, Afrobeat y electro-pop se combinan a la perfección en las manos del joven productor Sky Rompiendo y el incondicional reggaeton Marco "Tainy" Masís. No importa el género, ni qué tan alto ascienda, la declaración de la misión de Balvin sigue siendo la misma: como señaló en su primer single Top Ten, "Mi Gente", "Mi música no discrimina a nadie".

Te recomendamos en video