Angélica Vale sorprendió a todos con su glamouroso look en una importante entrega de premios

Angélica Vale robó suspiros sobre el escenario

La actriz mexicana Angélica Vale siempre se ha caracterizado por romper estereotipos con su belleza y figura. Pero es gracias a su carisma y simpatía que se ha robado el corazón de muchos.

Desde hace un tiempo, Angélica ha estado residiendo en Estados Unidos para iniciar nuevos proyectos sin embargo, no ha dejado de trabajar en México. Recientemente fue seleccionada para ser la anfitriona de los Premios Bandamax, celebrados en la Ciudad de México. A través de sus redes sociales, la actriz y comediante compartió algunos de sus atuendos a lo largo de la noche, sorprendiendo a todos con su estilo.

Angélica acaba de cumplir 43 años de edad pero es un hecho que cada día luce más guapa, incluso nos remontó al glamoroso estilo que caracterizó a su mamá, Angélica María, en los años dorados del cine mexicano.

Con la ayuda del diseñador David Salomón, Angélica desfiló por la alfombra morada del evento con un vestido entallado de estampado a cuadros y falda de corte sirena y lentejuelas negras, con el cual marcaba a la perfección sus curvas latinas. En cuanto a su peinado, la actriz optó por lucir una cabellera suelta con ondas y un smokey eye en color negro para rematar su maquillaje.

La actriz también lució un vestido rojo de lentejuelas con un cinturón del mismo color, con una media cola y vistosos aretes.

Hace un año, la actriz fue víctima de críticas por su aumento de peso pero a principios del 2018 dejó a todos boquiabiertos con su figura ya que se sometió a un tratamiento endocrinólogo. Y es que, aunque es de complexión robusta, tras amamantar a su segundo hijo subió mucho de peso.

'La Vale' detalló que el tratamiento al que se sometió no sólo se trata de tomar pastillas sino que además lleva una dieta especial que consiste en comer cada tres horas y hacer dos horas de ejercicio al día, de lunes a viernes y algunos fines de semana.

“Me siento feliz, me siento mucho más activa. Lo mejor de todo es que no me ha costado tanto trabajo, porque el problema no era lo que comía, sino un problema hormonal que se dio después del embarazo. A las mujeres nos deberían decir que después de dar a luz, deberíamos de ir a un endocrinólogo. Es más se los digo yo, pasen el tip, pues las hormonasquedan totalmente disparejas”, declaró Angélica Vale a ‘People’ en español.

 

Te recomendamos en video