Satánicos y Netflix arreglaron la demanda sobre el uso de una figura demoniaca en Sabrina

Un grupo de satanistas que demandó a Netflix por 50 millones de dólares por supuestamente copiar la imagen de su deidad con cabeza de cabra ha "resuelto amistosamente" su demanda con el gigante del video streaming.

La organización del Templo Satánico afirmó que Netflix y Warner Bros habían copiado la imagen de Baphomet, una figura alada, mitad hombre, mitad cabra que ha sido adorada por varios grupos ocultos – en su programa Las aventuras escalofriantes de Sabrina.

Una reproducción de la figura apareció en cuatro episodios del espectáculo sin el permiso de la secta, afirmó el grupo.

Pero el líder del grupo, Lucien Greaves, dijo que la demanda ya se había resuelto y que "los elementos únicos de la estatua Baphomet del Templo Satánico" se reconocerán en los créditos de los episodios del programa.

"El Templo Satánico se complace en anunciar que la demanda que presentó recientemente contra Warner Bros y Netflix se ha resuelto de manera amistosa", escribió Lucien Greaves en un comunicado.

"Muchas personas apoyaron de inmediato nuestra reclamación de derechos de autor", escribió Greaves. "Sin embargo, también hubo un gran número de personas que nos inundaron con análisis legal de correos de odio".

Los detalles del acuerdo, incluso si se trataba de una compensación financiera, no se revelaron en la declaración, y ni Netflix ni Warner Bros respondieron de inmediato a la solicitud de comentarios.

The Chilling Adventures of Sabrina es un drama de fantasía protagonizado por Kiernan Shipka como una adolescente de una familia de brujas.

Te recomendamos en video