5 razones por las que el Salem de los 90s es mejor que el de 'El Mundo Oculto de Sabrina'

Salem se ha convertido en uno de los personajes más icónicos de la televisión

La nueva serie de Netflix, The Chilling Adventures of Sabrina (El mundo oculto de Sabrina) emocionó a todos los fans que seguían las aventuras de la bruja Sabrina Spellman en los 90s.

Nadie niega que 'El Mundo Oculto de Sabrina' tenga una buena producción ¿¡pero en qué estaban pensando cuando decidieron que Salem no hablara!?

Muchos esperábamos con ansias ver al irónico gato negro de vuelta y fue una gran decepción verlo ahí como un gato común y corriente. De acuerdo, la historia nueva está basada en un cómic más serio y terrorífico ¡pero queremos a nuestro viejo Salem de vuelta!

salem

Por si no recuerdas, Salem fue un brujo que tras usar sus poderes para intentar dominar al mundo, fue castigado y convertido en gato. Pero a pesar de haber sido despojado de sus poderes mágicos, logró que todos sucumbieran antes su esponjoso ser. Así que aquí te dejamos 5 razones por las que este minino de los 90s es el mejor personaje de todos.

Tiene las mejores líneas

Sabrina Spellman podrá haber sido la protagonista pero Salem se llevó cada escena con sus cómicas e inoportunas frases. Sabía da consejos, hacer reír y sacar de quicio a cualquiera, especialmente a la tía Hilda y a Harvey Kinkle.

salem

Es ambicioso

Los objetivos de dominación total cuentan como una gran ambición. Incluso cuando se convirtió en un gato siguió tramando sus planes de gobernar el mundo. Salem nunca abandonó sus sueñosy eso es algo digno de admirar…¿de un gato?

Es brutalmente honesto

Si Sabrina quería consuelo, recurría a sus tías para un abrazo. Pero si quería un golpe de realidad, iba con el viejo Salem. Él siempre tenía una respuesta o comentario brutalmente honesto para ella y aunque la verdad duela, siempre es necesaria para avanzar. Punto para Salem.

salem

Es un genio de los disfraces

Cualquiera que tenga mascotas ha sucumbido ante un tierno outfit con el cual embellecer su peludo ser. Pues Salem siempre tuvo un gran sentido de la moda. Ya sea que se pusiera una pequeña corbata o un sombrero de gánster, este minino siempre supo dominar su estilo. Incluso se vistió de diva, Santa Claus y hasta de fantasma, para ir de acuerdo con la temporada.

Disfruta los pequeños lujos de la vida…de gato

Como buen gato, Salem sabe lo que quiere y merece así que aunque pueda extrañar ser un humano, sabe que la vida de gato no es tan mal. Le gustan los mimos, ser alimentado, procurado y también el poder escabullirse. Aunque claro, en más de una ocasión la tía Hilda se vio en la necesidad de ahorcarlo.

salem

 

Te recomendamos en video