Jamie Lee Curtis vivió su propia película de terror: la adicción a las drogas

La artista de 59 años contó en una entrevista sobre su excesivo consumo de opiáceos.

Un total de 40 años, dedicados a la industria del cine, debieron pasar para que Jamie Lee Curtis se confesara. La actriz de Hollywood y protagonista de "Halloween" habló su propia película de terror: la adicción a las drogas contra la que debió batallar.

En una entrevista otorgada a la revista People, la artista de 59 años contó sobre su excesivo consumo de opiáceos. "Nadie lo sabía", dijo Curtis, quien lo ocultó durante 10 años.

Estos medicamentos analgésicos le causaron una dependencia a partir de 1989, fecha en la que los tomó por primera vez. Una cirugía plástica menor fue el motivo por la cual comenzó a ingerirlos. Su aducción se volvió inmediata y continuó consumiendo de todas las maneras posibles. Reveló que llegó incluso a robarle píldoras a sus familiares y amigos.

"Tuve una carrera de 10 años robando, engañando", se sinceró la intérprete de "Mentiras Verdaderas". Jamie Lee Curtis contó que su hermana mayor fue la primera en enterarse y la motivó en buscar ayuda especializada.

Pese a la situación, la eterna sobreviviente de "Halloween" no perdió su matrimonio. En ese entonces llevaba casada 15 con el actor y director Christopher Guest. Sin embargo, Curtis nunca refirió a él su adicción, sino hasta iniciar la etapa de rehabilitación.

La actriz aseguró estar quitando las cadenas de un vicio generacional. "Estoy rompiendo el ciclo que, básicamente, ha destruido la vida de generaciones en mi familia", indicó Jamie Lee Curtis. Contó que su padre, Tony Curtis, fue adicto al alcohol, la cocaína y la heroína. Mientras que su hermano Nicholas falleció por una sobredosis en 1994.

"Mantenerme sobria sigue siendo mi mayor logro hasta ahora", señaló Jamie Lee Curtis, quien ahora ha vuelto a ser el foco de noticias y tendencias. La veterana artista regresa a las pantallas grandes con la película de horror "Halloween" 2018.

Te recomendamos en video