Mía Rubín, la hija de Andrea Legarreta, da una lección de madurez y calla a quienes la critican

Las hijas de Andrea Legarreta y Erik Rubín han mostrado ser unas niñas hermosas y muy talentosas. Ellas están acostumbradas a estar enfrente de las cámaras dado que ambos padres son famosos. Ahora la mayor de 13 años, Mía, ha debutado como actriz en la pantalla grande sorprendiendo a todos.

Sin embargo, como todo el que está en el ojo público ha recibido varias críticas. Sobretodo porque la audiencia mexicana siente que se está perdiendo la etapa de la niñez y ha saltado a la adolescencia a muy temprana edad.

Pero Mía ha callado a todos los que creen que ya perdió el suelo y ha mostrado que su madurez es enorme.

“Gracias a Dios a mí no me han ofrecido cigarros ni alcohol ni nada. Hemos crecido en un ambiente familiar y mi mamá y mi papá siempre nos hablan de las consecuencias de hacer esas cosas…”, contó aEl Universal.

 

Aunque ha confesado que esos comportamientos sí son muy comunes en la gente de su edad, ella no está de acuerdo y prefiere mantenerse alejada.

“Conozco a muchos de mi edad que ya empezaron a fumar o beber alcohol y no así de una copita, sino tomar alcohol y creo que eso no está bien ya que a nuestra edad aún estamos pequeños para hacer cosas de adultos…”, admitió.

 

View this post on Instagram

Too blessed to be stressed 🎒❣️

A post shared by 🖤Mia Rubin Legarreta🖤 (@miarubinlega) on

Ella está consciente que aún no ha llegado a una edad adulta y respeta la etapa en la que está sin buscar apresurarse.

“Creo que nuestros padres nos han enseñado que debemos de vivir todas nuestras etapas y ahora mi hermana y yo seguimos siendo niñas…”, terminó.

No obstante, su mayor prioridad es enfocarse en la escuela.

Te recomendamos en video: