El trabajo “sucio” que hizo la reina Isabel durante la Segunda Guerra Mundial

No creerás cuál fue el trabajo de la reina Isabel durante la Segunda Guerra Mundial.

Apenas era una adolescente cuando estalló el conflicto que cambió al mundo y probó la fortaleza de su padre, el rey Jorge VI. La entonces princesa Isabel seguía su formación como futura monarca en su hogar y decidió entrar a las Fuerzas Armadas para animar a su pueblo en la lucha contra los nazis.

Fue en febrero de 1945 cuando la Princesa ingresó al Servicio Territorial Auxiliar de Mujeres como subalterna segunda, es decir como teniente segunda honoraria con el número de servicio 230873. Isabel no fue al frente de batalla como miles de ingleses que perdieron la vida en el conflicto bélico que duró cinco años.

Ella se formó como conductora y mecánica, lo que le valió su promoción capitán honoraria cinco meses después. Durante su entrenamiento aprendió a conducir ambulancias, arreglar motores y reparar vehículos.

Una afición que cultivó con el pasar de los años, según reveló la película The Queen (2006) en la escena cuando la Monarca inglesa trata de reparar el auto con el que recorre Balmoral, a donde se refugió -junto a sus nietos William y Harry- el verano de 1997 cuando muere Diana en París.

Celebración especial

El fin de la Segunda Guerra Mundial brindó a Isabel y su hermana Margarita un momento especial y único, que jamás se ha vuelto de repetir. Ellas insistieron a sus padres poder salir a la calle a celebrar la victoria de los aliados con el pueblo, sin mayores restricciones.

La euforia que vivieron ese día su única: “Les preguntamos a nuestros padres si podíamos salir y ver por nuestra cuenta. Recuerdo que estábamos aterrorizadas de que fuéramos reconocidas; recuerdo las filas de personas desconocidas uniendo sus brazos y caminando por Whitehall, todos fuimos simplemente invadidos por una marea de felicidad y alivio”, confesó en una entrevista la monarca.

Isabel se convertiría ocho años después en la comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Reino Unido, al ser coronada en la abadía de Westminster el 2 de junio de 1953. Para entonces ya estaba casada y tenía dos niños.

Te recomendamos en video: