El día que Camilla Parker le robó el novio a su ahora cuñada, la princesa Anna

Hasta se casó con él.

Camilla Parker no solo le robó el esposo a la princesa Diana, también le robó el novio a la que ahora es su cuñada, la princesa Anna.

La ahora duquesa era una de las chicas más populares entre los jóvenes de la época, pero ella solo tenía ojos para un solo hombre, Andrew Parker Bowles.

Andrew era miembro de las Fuerzas Armadas, proveniente de una familia millonaria y aristócrata, por supuesto. Sus padres eran muy amigos de la madre de la Reina, por lo que él creció con una relación cercana a Isabel II e incluso fue paje en la coronación de la monarca.

En 1970, Andrew se integró al equipo de polo del príncipe Carlos y comenzó a cortejar a la princesa Anna, la hija de la reina Isabel.

La joven de 20 años no fue fácil de conquistar, pues tenía una personalidad fuerte y su única pasión eran los caballos.

Parker Bowles estaba encantado con el reto y según comentó un amigo del oficial de Ejército, el hombre habría dicho que “no hay nada más emocionante que apostar por lo prohibido”.

La relación de la joven pareja llenó páginas de numerosos tabloides británicos. Según consigna el diario británico Daily Mail ambos se mostraban más que sonrientes.

La familia real también estaba contenta con la amistad de los jóvenes, incluso la Reina invitó al oficial al Castillo de Windsor para unirse a la celebración anual de Ascot.

En ese momento Camilla decidió acercarse al príncipe Carlos para provocarle celos a Andrew, lo que terminó con el futuro rey perdidamente enamorado de ella. Sin embargo, ella estaba decidida a casarse con Parker Bowles por lo cual siguió acercándose a él de todas las formas que le fueron posibles.

Para la suerte de Camilla, Andrew al darse cuenta que su relación con Anna no tendría futuro, ya que la Reina no daría su bendición debido a que él es católico, decidió terminar con la princesa y cumplir el sueño de Camilla.

Finalmente en 1973 Andrew le pidió matrimonio a Camilla y se casaron en una ceremonia católica romana. A la boda fueron invitadas la Reina Madre, la princesa Margarita e incluso la princesa Anna y el príncipe Carlos, quien se excusó de asistir.

Un año después nació el primer hijo de los recién casados y fue cuando comenzaron los problemas. Andrew viajaba mucho y pasaba poco tiempo en casa, periodos en los que le era infiel a Camilla.

Los años pasaron y Camilla llegó a la conclusión que su esposo no cambiaría y que además nunca la amaría como ella a él y se separaron en 1995.

Andrew y la princesa Anna siguen siendo amigos hasta el día de hoy, y es común verlos juntos observando deportes ecuestres.

Te recomendamos en video