La ostentosa vida de Max y Emme, los gemelos de Jennifer Lopez y Marc Anthony

Los hijos de Jennifer lopez y Marc Anthony son hermosos (y muy afortunados)

Jennifer Lopez es una de las celebridades latinas más queridas del espectáculo, no sólo por su trayectoria artística sino por la entrega que demuestra a su familia. La boricua se ha convertido en un modelo a seguir pues siempre trata de mantenerse lejos del escándalo y ser una madre ejemplar para sus hijos, los gemelos Emme y Max, fruto de su relación con Marc Anthony.

Aunque las cosas no funcionaron con el salsero, es claro que ambos mantienen una buena relación por el bien de sus hijos, lo cual sin duda, ha rendido frutos en su desarrollo. Ahora que Jen está con Alex Rodriguez, ha formado una gran familia con las hijas de este, pues se han convertido en unas hermanas mayores para los gemelos.

Eso sí, hay que destacar que los gemelos han sido muy afortunados, pues no sólo han heredado la belleza de la Diva del Bronx, sino también el carisma de Marc y una fortuna por parte de ambos. Y sí, a sus 10 años de edad, están en la lista de los hijos de famosos con mayor valor monetario.

Desde que la cantante anunció su embarazo al quinto mes de gestación, las revistas enloquecieron con sumas millonarias para obtener la exclusiva del nacimiento y si un bebé vale millones, con dos, la cantidad se multiplica. El mejor postor fue la revista People, con aproximadamente $ 6 millones de dólares.

 

La separación de los ídolos musicales también dejó una gran cantidad a Max y Emme. De acuerdo con el portal TMZ, Marc paga 18 mil dólares al mes en manutención infantil por sus hijos.

Y como era de esperarse, los niños son todos unos fashionistas y utilizan atuendos de diseñador, valuados en otros tantos millones.

Recientemente Emme lució su impresionante estilo con un vestido con estampado floral de Dolce & Gabbana, cuando asistió a uno de los shows de su madre en Las Vegas. ¿Su valolr? $ 1.195 dólares.

Ésta no es la primera vez que la pequeña usa un atuendo tan caro, pues en 2012, la pequeña lució un vestido Chanel valuado en $2,400.  Además, llevaba una bolsa de mariposas de $ 2,100 dólares y un broche para pelo de $ 310.

En febrero de este año, los gemelos cumplieron 10 años y su madre organizó una fiesta que costó cerca de $7 mil 500 dólares en el Sugar Factory. Incluyó un pastel red velvet decorado con fondant con la figura de Mario Brothers para su hijo Max y uno en forma de oso perezoso de chocolate para Emme. Así que sí, definitivamente son unos niños muy amados y consentidos por la Diva.

Pero la mejor parte es que a pesar de que tienen todo lo material que deseen, Jen educa a sus hijos con buenos valores.

"Trato de hacer que se concentren en las cosas que importan: ser buenas personas, amigos e hijos, ser felices consigo mismos y hacer las cosas que aman"

 

Te recomendamos en video