Una princesa sorprende a todos asistiendo a un alocado festival

La hija de Carolina de Mónaco asistió a Burning Man, una de las fiestas electrónicas más famosas del mundo.

Pauline Ducruet, la hija de Estefanía de Mónaco fue una de las asistentes al festival Burning Man en del desierto de Nevada. Este encuentro musical es de los más famosos del mundo.

Burning Man se lleva a cabo en el desierto de Nevada en los Estados Unidos y es conocido por ir en contra de todas las reglas sociales y políticas.

En la localidad de Black Rock City los titulos nobiliarios no cuentan y quizás Pauline acudió en búsqueda de un poco de libertad, lejos de los protocolos reales.

Pauline Ducruet

 

Miles de jóvenes acuden anualmente a este festival que durante días ofrece música, arte y una de las experiencias más alocadas del mundo.

Las escenas desérticas del festival recuerdan a la película Mad Max pero en este caso los nombres de los asistentes pertenecen a las familias más poderosas del mundo.

Pauline Ducruet

Entre los nombres más destacados, este año Pauline Ducruet ha atraído las miradas. La hija de Estefanía de Mónaco participó en el festival y así lo hizo saber en Instagram.

A sus 24 años, Pauline cuenta con más de 50 milo seguidores en las redes sociales donde muestra su vida como parte de la realeza del principado de Mónaco.

La hermosa Pauline aprovechó para disfrazarse como una heroína y dar rienda suelta a su imaginación. En su día a día trabaja en causas ambientalistas.

 

Te recomendamos en video