Ellas son las hermanas 'Kardashian' de Mali

Las hermanas Diaba, Moossou y Koudedia son comparadas con las hermanas "Kardashian", pues mantiene un estilo de vida exuberante y lleno de lujos

La cita es a las dos de la tarde en el Hotel Sheraton de Bamako. Pero, como todas las divas que se precien, las hermanas Sora llegan más de dos horas tarde. "Estuvisteis de suerte, a veces ni siquiera se presentan", confiesa uno de los recepcionistas.

En las redes sociales son las hermanas más famosas de África Occidental: se las conoce como “las hermanas Kardashian de Mali".

Siempre están viajando por todo el mundo haciendo compras y participando en miles de fiestas nocturnas. Dubai, París y Nueva York se encuentran entre sus destinos favoritos.

Adineradas ya desde la cuna -su difunto padre era consejero del Ministerio de Economía de Mali y empresario inmobiliario-, Diaba (35 años), Moossou (33) y Koudedia (23) se casaron con importantes hombres de negocios.

Pero este trío, cuando menos llamativo, no se conforma: tienen un hambre ilimitada de popularidad y dinero.

Desde la recepción nos comunican que ya nos podemos dirigir a la suite 508, en el quinto piso, y que las hermanas, tras pasar por una entrada secundaria para evitar largos apretones de manos y fotos de recuerdo, nos esperan ahí.

Abre la puerta la joven asistente de Koudedia. Nos pide que nos sentemos en la antecámara. Otros 40 minutos de espera.

"¿Os apetece algo de beber?". Moussou entra con una peluca de un rojo brillante, una bata de satén azul y zapatillas blancas de Prada. Ella misma pasa órdenes por teléfono al bar del hotel.

"Estamos esperando a que llegue Lucy, una de nuestras maquilladoras. Está atrapada en el tráfico. Habrá que tener un poco más de paciencia. Diaba llamó y dijo que tranquilos, que llegará pronto. Regresó temprano esta mañana de Dubai y prefirió que la maquillasen en casa", comenta.

View this post on Instagram

💄yep

A post shared by || African👑Luxury Lady👑 | (@moussousora) on

 

Koudedia, con una peluca lisa de color castaño, está sentada en la cama matrimonial, debajo de las sábanas. Tiene una pequeña libreta en las manos y está visiblemente nerviosa. Escribe y tacha. Escribe y tacha. Muerde el bolígrafo.

Esta es su noche: la pequeña de las Sora también se lanza al mundo de los negocios. Y lo hará con una línea de ropa de mujer que ella creó, la Koudedia Sora.

"Hace dos días que trato de escribir algunas líneas para el discurso, pero no me siento inspirada. Moussou, por favor, ayúdame tú". La hermana, con una mirada severa, le arrebata las hojas y el bolígrafo de las manos y en cinco minutos prepara la presentación.

Koudedia sonríe: “No sé qué haría sin mis hermanas, desde que era pequeña siempre fueron mis ídolos”.

Suena el timbre. Es Lucy, la maquilladora. Lleva consigo una maleta llena de lápices labiales, colorete, rímel, sombra de ojos, base de maquillaje, esmalte de uñas, polvos, pinceles, pinzas, pestañas y uñas postizas.

Tiene material suficiente para maquillar a 100 clientes. "Quiero algo fuerte -le dice Mossou-, y que no desentone con el pelo rojo. Por favor, no me decepciones".

Moussou no se separa ni un momento de su iPhone. Fotografía el proceso de maquillaje paso a paso, y a través de WhatsApp le pide un consejo rápido a Diaba.

Si ésta última da el visto bueno, la foto puede publicarse en Instagram, Facebook, Snapchat o Twitter. La lluvia de ‘likes’ y corazones no tarda en llegar.

Desde hace más de 10 años Diaba y Mossou son las reinas de la alta sociedad de Bamako. En 2008, poco después de regresar a su país tras vivir en los Estados Unidos, donde estudiaron marketing y comunicación, abrieron una agencia de modelos.

En un Mali todavía muy tradicionalista, el proyecto fracasó al poco tiempo. “Los padres de las modelos -explica Mossou- no daban permiso a sus hijas para trabajar para nosotros. Hacer de modelo en Mali equivale a ser una prostituta”.

Añade: “pero nunca nos desmoralizamos, así que nos lanzamos a trabajar como agentes inmobiliarios, en el ámbito de la comunicación y en la organización de eventos, y en líneas de cosméticos”.

Ya conocidas en Mali por su estilo de vida, el trío acabó siendo protagonista en todo África Occidental después de la publicación, hace tres años, de un video en Facebook en el que las hermanas se grabaron en un coche mientras cantaban una canción y gesticulaban.

"Ese video -explica Koudedia- circuló a la velocidad de la luz. Más de tres millones de personas lo vieron. Muchos incluso pensaron que era una canción nuestra. Pero no era así”.

Este fue el trampolín de las hermanas Sora. En las principales redes sociales, Diaba, Mossou y Koudedia juntas cuentan con más de 700 mil seguidores, unos números muy respetables en este rincón del mundo.

El 18 de julio de 2017 el canal de televisión RTI, de Costa de Marfil, les dio el apodo de “las hermanas Kardashian de Mali", en referencia a la familia del multimillonario estadunidense de origen armenio que está constantemente en las portadas de las revistas del corazón.

Fotos y vídeos en poses provocativas, escotes llamativos y minifaldas que resaltan unas formas muy generosas que contrastan con los delgados físicos de las modelos occidentales.

Y, cómo no, fiestas en discotecas y a bordo de yates, jacuzzis en baños de hoteles de cinco estrellas, increíbles carros, playas de ensueño, restaurantes de lujo y ropa de las marcas más caras y prestigiosas.

Al preguntarles si se pueden definir como influencers, un concepto bastante nuevo en África, Mossou no tiene dudas: "Somos modelos para varios miles de jóvenes, sobre todo chicas”.

“Se quieren vestir como nosotras, maquillarse como nosotras, vivir en el lujo como nosotras. Nos paran por la calle para hacerse una selfie con nosotras. Sí, influenciamos a las personas”.

“Y quiero enfatizar que no tenemos ningún contrato con casas de moda ni nada de eso. Lo hacemos porque nos gusta mostrarle al mundo nuestro estilo de vida, tal vez un día lo convertiremos en nuestra nueva actividad económica", añade.

Suena de nuevo el timbre. Diaba, la líder indiscutible del grupo, finalmente llegó. Peluca rubia, camiseta ceñida y zapatos Fendi con una banda recubierta con pelo marrón.

Se disculpa por el retraso, saluda a sus hermanas y se hace retocar el maquillaje. "Acabo de confirmar nuestra presencia en la apertura de un centro comercial en Abidján dentro de un mes", les dice a las otras dos mientras se sienta en un pequeño sillón.

"Vivir con nuestro estilo de vida en un país como Mali -continúa- puede ser complicado si comienzas a prestar atención a lo que piensa la gente. En África los hombres piensan que las mujeres tienen que estar tranquilas en casa”.

“Pero nosotras, las hermanas Sora, estamos a favor de la independencia de la mujer. Vivimos rompiendo los esquemas, tenemos todas hijos que podemos mantener solas, Mossou y yo nos divorciamos”, cuenta.

Subraya que “no nos importa lo que dicen los malvados y disfrutamos la vida. Queremos dar una imagen diferente de África, no aquella relacionada con hambre y miseria. Está bien que el mundo sepa que también en Mali hay ricos".

Llegó la hora X para el gran evento de Koudedia. Mesas puestas, pasarela pulida y modelos (pocas son malianas) maquilladas y vestidas. Los invitados esperan desde hace más de una hora la llegada de las hermanas a la sala Baobab, en la planta baja.

Las tres mujeres, con una apariencia impecable, forman un círculo y se abrazan. "Tranquila, hermanita -le dicen al unísono Diaba y Mossou-, será un éxito, eres una Sora". La noche de gala puede comenzar.

También puedes ver: