La historia de las dos hermanas actrices de Hollywood que se odiaron a muerte

Ambas tuvieron una vida plagada de enfrentamientos y peleas, de tal manera que no se hablaron más nunca. Una de ellas vive, tiene 102 años de edad.

La historia de Hollywood está plagada de enfrentamientos, peleas y enemistades, pero ninguna ha causado tanto impacto como el escándalo protagonizado por estas famosas actrices, que además eran hermanas, Olivia de Havilland y Joan Fontaine, cuyo talento siempre estuvo opacado por un odio mutuo que las acompañó desde pequeñas.

Siendo una niña, Olivia siempre quiso dedicarse a la actuación, lo que despertó el favoritismo de su madre, quien la apoyaba en su ambición por convertirse en actriz. Por su parte, Joan fue más cercana a su padre. La disolución de aquel matrimonio agregaría más drama a la ya inestable relación familiar. Pero este solo sería el inicio de una eterna batalla por ganar.

En una ocasión Fontaine declaró que no tenía recuerdos amables de su hermana mayor, a la que siempre vio como una “intrusa”. Recordó que durante una pelea siendo niñas, Olivia le fracturó la clavícula. Al parecer, el intento desmedido por acaparar la atención y el afecto de sus padres, fue el detonante de esa guerra sin cuartel.

En 1939, Olivia se convertiría en toda una rutilante estrella de Hollywood al participar en la mítica película 'Lo Que el Viento se Llevó', junto con Clark Gable y Vivien Leigh; mientras que Joan luchó por ganarse un lugar propio en la meca del cine, y alcanzó la fama de la mano de Alfred Hitchcock en la aclamada cinta 'Rebeca'.

En 1942, Joan y Olivia se convirtieron en las primeras hermanas en ser nominadas para un premio de la Academia, y en aquel año Fontaine ganó el Óscar a la mejor actriz gracias a su trabajo en la película 'Suspicion'. Debido a la mala relación, haber sido nominadas en un mismo año fomentó la rivalidad pero, el que Fontaine ganará incremento la enemistad por muchos años entre ellas, de tal manera que no se hablaron ni mantuvieron contacto alguno.

Poco después, no pasaría mucho tiempo para que Olivia también conquistara a la Academia, recibiendo dos galardones por sus impecables actuaciones. El tiempo transcurría y la separación era más prolongada.

“Si te puedes divorciar de un hombre, también pues hacerlo de una hermana”, fueron las palabras de Fontaine en una ocasión.

En 1947, cuando De Havilland ganó su segundo Óscar, Fontaine se acercó para felicitarla y ésta la desairó. El publicista de De Havilland dijo en aquel entonces que

“Esto data de hace muchos años, desde que eran unas niñas”, explicó.

Te puede interesar este contenido sobre la rivalidad de estas dos famosas actrices

En 2013, Joan Fontaine falleció a los 96 años de edad, por lo que inmediatamente los medios se llenaron de expectativa ante el esperado pronunciamiento de la leyenda del cine, Olivia, quien emitió un comunicado expresando su pesar por la partida de su hermana menor. Este gesto fue visto por algunos como hipócrita, mientras que otros prefirieron verlo como el fin de una prolongada pelea que eclipsó la impecable carrera de ambas actrices.

En 2016, Olivia al cumplir 100 años de edad, emitió algunas palabras respecto a su hermana:

La Dama Dragón, como eventualmente decidí llamarla, era una persona brillante de múltiples talentos, pero sufría un astigmatismo en su percepción de la gente y los acontecimientos que a menudo hicieron que reaccionara de manera injusto e incluso injuriosa”, aseguró.

Olivia De Havilland vive actualmente en Paris y tiene 102 años de edad, siendo la única actriz superviviente del Hollywood clásico.

De Havilland es una de las actrices que más ha vivido

Te recomendamos leer: