La terrible vergüenza que pasó María José Quintanilla después de un concierto

La historia va de mal en peor.

Como siempre, las confesiones matinales dan que hablar en 'Mucho Gusto', y la de ayer de María José Quintanilla causó más que una carcajada en el panel del matinal.

La cantante reveló que esto sucedió cuando tenía 13 años, después de un concierto realizado en un gimnasio, y al finalizar y abandonar el escenario, se encontró con carabineros y bomberos.

"Entonces me dicen: ‘mire, tenemos un pequeño problema, porque el gimnasio tiene una entrada y una salida y es la misma. Por lo tanto, afuera está lleno también y es muy peligroso sacarla en este minuto. Así es que vamos a tener que esperar", relata la cantante.

Mi oficina de ayer ! 💖💖💖💖 como amo mi trabajo

A post shared by Maria Jose Quintanilla (@mjqoficial) on

La panelista no se hizo problemas y se puso a jugar con los cascos de los bomberos, hasta que un carabinero, 45 minutos después, le dice que tienen que sacarla del lugar para que no pierda su vuelo.

"El Carabinero va y me dice: ‘usted se tiene que ir, porque hay un vuelo que hay que tomar, no se puede perder, vamos a tener que sacarla’. ‘Bueno, bacán’. ‘Es que no la podemos sacarla así, así que vamos a mandar a un palo blanco’, una persona que se disfrazó de mí y salió", dijo.

"La cuestión es que eso no funcionó. La gente nunca se fue, entonces el gimnasio seguía lleno. Afuera del gimnasio también estaba lleno. ‘Metámosla adentro del bombo’. Viste que yo era chiquitita. ‘Saquémosla como instrumento’. Lo intentamos, pero mi mamá dijo ‘no’", agregó.

"Había un baño en el gimnasio, esos baños típicos de camarín. El carabinero dice: ‘podríamos utilizar la ventana para sacar a la niña, porque de verdad, sacarla de acá va ser muy peligroso, nosotros como institución no nos queremos arriesgar porque le puede pasar algo’".

Su mamá aceptó la propuesta porque no era una mala idea y admitió que le parecía entretenido saltar por la ventana: "Empezaron a organizar todo. Los carabineros del otro lado para agarrarme y yo entusiasmada, ‘¡voy a saltar por la ventana!’. Había una ventana derecha y una izquierda, en la derecha tenía que estar el carabinero. Yo me tiro y el carabinero no estaba".

"Me saqué la cresta y media, caí como saco de papas y pongo el grito de la vida porque me había dolido todo. ¿Qué hizo mi grito? Espantó a toda la gente que venía saliendo de a poco. ‘¡La Quintanilla!’", relató, desatando las risas de sus compañeros.

Luego, la vergüenza solo pudo aumentar: "Me paré y mi pantalón se había quedado enganchado en la ventana. Tenía pantalón como de media rodilla hacia abajo. Justo ese día andaba con el calzón de las Chicas Súper Poderosas. El carabinero como que se espantó y, en vez de subirme al auto, me subió a la cuca. Me fui en la cuca porque él también se puso nervioso".

"Adentro habían varios carabineros muy buenmozos. Me fui en la cuca, el pantalón ya estaba todo bien. Los carabineros: ‘¿te puedes tomar una foto conmigo?’. Y yo comiéndome toda la vergüenza", finalizó la cantante.

Mira este video