Conoce el nombre que ningún miembro de la realeza puede tener

Para ellos el nombre es sinónimo de desgracia y tristeza

Cuando se trata de realeza británica todo es posible de creer, y no es de extrañar que ellos consideren algún nombre como sinónimo de desgracia y tristeza, por eso hoy te contamos por qué ninguno de los miembros de la familia real llamaría "John" a alguno de sus hijos.

Se cuenta, que hace muchos años, específicamente en 1905 llegó al mundo un hijo del Rey George V y de María de Teck, el cual nació un 12 de julio de 1905 en Norlfolk y fue el último de seis hermanos: Edward, Bertie (padre de Elizabeth), Mary, Henry y George.

Según Daily Mail, a los 4 años de edad, este miembro de la realeza llamado "John" tuvo un ataque epiléptico y desde ese entonces, parece ser que su propia familia lo mantuvo aislado de la vida pública, de tal manera que lo instalaron en una estancia en las afueras de Inglaterra junto a su niñera, 'Lala'.

De acuerdo con dicho medio, fue en aquel lugar donde el joven vivió sus últimos días de vida completamente aislado de su familia, pues parece ser que fueron ellos mismos quienes habían prohibido que se relacionara con la familia a raíz de su enfermedad. Se dice que pasaba mucho tiempo leyendo libros y contemplando la naturaleza.

Con tan solo 13 años, el joven falleció en soledad un día nublado y muy frío el mes de enero de 1919. Sus padres decidieron que sus restos descansarían en el cementerio de la iglesia Santa María Magdalena de Sandringham.

Su muerte supuso una muy mala impresión alrededor de la figura del Rey George V y María de Teck, por despreciar de esa manera a su primogénito. Desde entonces, ningún miembro de la realeza consideraría el nombre de "John" para llamar así a uno de sus hijos. Para ellos, 'John' es sinónimo de desgracia y tristeza.

Te recomendamos en video: