Kel Calderón posa en osada y oscura sesión de fotos y confiesa: "La UDI me ofreció postularme a concejal y alcalde"

La influencer habló de su trayectoria en el mundo del espectáculo y la moda e incluso de sus pensamientos políticos.

Kel Calderón pasó de los escándalos de farándula a convertirse en un icono fashion. La hija del Raquel Argandoña hoy se pasea por las Semanas de la Moda más reconocidas del mundo y trabaja con diversas marcas en importantes proyectos.

La influencer posó para una atrevida y (en sus palabras) oscura sesión de fotos para la revista online Galio, donde se confesó y habló de su trayectoria en el mundo del espectáculo y la moda e incluso de sus pensamientos políticos.

"El mundo de la moda es súper sectario, no quiero que suene mal, pero cuesta entrar. Es una industria chica y súper recelosa de la gente que trabaja ahí y en su minuto recurrí a ellos y confiaron en mí, cuando tal vez no era tan lógico porque venía de la tele, de la farándula, ¿cachay? Pero confiaron y me dieron la oportunidad de mostrarles otro lado mío, de salir, ir a fiestas", declaró al medio.

Además, se refirió a cómo de a poco gracias a su equipo se fue maravillando con ese mundo, en el que hay que hacer propuestas arriesgadas: "Muchas veces las personas odiaban un look, pero esa discusión encuentro que es bonita. Obvio que hay comentarios que te tocan el ego, como que te digan que te ves obesa… pero al final fue darles una vitrina a los diseñadores y creo que de eso se trata, de proponer".

Kel no es solo una carta importante en el mundo farandulero, también, igual que sus padres, fue considerada en la política, pero asegura que para ella fueron experiencias muy desgastantes y que no estaban acorde a sus pensamientos. "La UDI me ofreció postularme a concejal y alcalde. Obvio que es un halago que te propongan algo así, pero yo por ese lado no puedo ir porque pienso muy distinto. Soy súper liberal, estoy a favor del aborto, legalización de la marihuana, matrimonio gay, adopción homoparental y, en materias económicas, me gusta el libre mercado", dice.

También explicó por qué, pese a que tiene una plataforma enorme para difundir estos ideales, no lo hace, y preferiría usar otras redes para decir lo que piensa en vez de su Instagram, donde tiene más de un millón de seguidores: "Siento que son cosas diferentes. Mis opiniones políticas son una cosa y no tengo porque embutírselas a todo el mundo que quiere ver mi ropa, por ejemplo. Pero si me preguntan mi opinión, yo la doy".

Sobre su paso por la farándula, le hubiese gustado hacer las cosas distintas. "Shows pobres he tenido millones. Cuando era pendeja era muy frontal con los periodistas, medio pedante, estaba súper en la defensiva. Todas las peleas con Pablo, show pobre. Todas las peleas de Pablo con mi mamá, show pobre. Sobre todas esas cosas pienso: 'qué ganas de haberlo manejado en la interna'. En todas las familias hay dramas, pero que lata que toda la gente se haya tenido que mamar esos shows", declaró al medio.

https://www.instagram.com/p/BmlOPoclbvX/?taken-by=k3lcalderon

Siendo preguntada por su mamá y su éxito en los medios y su capacidad de trabajo, ella aseveró que "Mi mamá es súper fría para trabajar. Cuando se murió mi abuela, ese mismo día trabajó y después volvió al velorio. Nunca ha dejado que sus sentimientos nublen su razón en el minuto de tomar un proyecto y cobrar lo que ella considera que corresponde".

Pero Kel piensa distinto. "No, soy más de que si el proyecto me interesa y quizás no hay tantas lucas, bueno… démosle. En la tele siempre soy como mi mamá para cobrar porque en general los proyectos que hay tampoco son tan llamativos desde un punto de vista creativo. Si me pagan lo que quiero, ya, lo hago. Pero… pucha, vivo haciendo proyectos que son más interesantes con menos presupuesto y trato de balancear", dice.

Te recomendamos