La sobredosis de Demi Lovato no fue por heroína, sino por unas drogas más peligrosas

La sobredosis que casi lleva a la muerte a Demi Lovato comenzó a las 4 de la mañana el 24 de julio, cuando envió un mensaje de texto a un traficante de drogas para que fuera a su casa, según revelaron algunas fuentes al portal de espectáculos TMZ.

Fuentes con conocimiento directo señalaron que Demi había estado en una fiesta en WeHo, después de una celebración de cumpleaños en Saddle Ranch, en Sunset Strip. Después de que el traficante de drogas recibiera el mensaje de texto, él fue a su casa y, revela la fuente, la cantante compró oxicodona de base libre en papel de aluminio.

Fuentes dicen que, sin el conocimiento de Demi, el traficante de drogas tenía la mala costumbre de comprar drogas sucias de México… y el lote en cuestión parecía estar mezclado con fentanilo, esa es la misma droga que mató a Prince y Lil Peep.

Aseguran que el comerciante de drogas huyó de la casa cuando notó que la exactriz de Disney estaba echada en la cama sin moverse y respirando con dificultad.

Algunas amistades de aseguraron que había estado recurriendo a ese  distribuidor desde abril.
TMZ informó que alguien del personal de Demi la encontró alrededor de las 11:30 AM del día 24. Ella tuvo que ser revivida con Narcan.

Demi estuvo hospitalizada por 2 semanas y luego fue a un centro de rehabilitación fuera del estado. El viernes pasado, ella y su mamá volaron a Chicago por unos días, donde recibió tratamiento de un renombrado especialista en adicciones.

Te recomendamos en video