Las mellizas no idénticas más famosas cuentan cómo ha sido su vida

A pesar de que ya son adultas, las hermanas, aún desean parecerse físicamente.

Las famosas Mellizas

Para toda mujer recibir la noticia de que se convertirá en madre, es uno de los momentos más importantes de su vida. Así también lo fue para Donna Aylmer, cuando no solo sentía la emoción por ser su cuarto embarazo, sino porque no esperaba un bebé, eran dos.

Desde el primer momento la alegría invadió a la familia al saber que tendrían mellizas.

Luego de disfrutar de un embarazo normal y saludable, Donna, da a luz a sus pequeñas mellizas. Éste también fue un momento inolvidable, ya que al nacer, las niñas no se parecían entre sí.

Una niña rubia y otra morena acababan de nacer del mismo vientre, una seguida de la otra. Esto fue un evento que revolucionó al mundo, ¿Cómo era posible que siendo gemelas no se parecían en nada?

¿Por qué sucedió?

La pregunta invadió la mente de los presentes, pero existe un razón científica que puede explicar este fenómeno fuera de lo común. La madre de las niñas es mitad británica y mitad jamaiquina, y su padre es británico.

En el momento de la concepción, dos óvulos distintos fueron fecundados por distintos espermatozoides. Es por esto que la carga genética fue distribuida de distinta manera.

Al verse tan distintas, la gente no asimilaba el hecho de que Lucy y Mary, como las llamaron sus padres, pudieran ser mellizas. Lucy, es de piel blanca, ojos azules y pelirroja. Mientras que María tiene ojos oscuros, cabello rizado y es de piel morena.

Estas claras diferencias físicas, fueron suficiente para que las niñas fueran víctimas de comentarios crueles durante su infancia y adolescencia en la escuela.

¿Qué fue de las famosas mellizas?

Actualmente, esa etapa esta superada. Como hermanas se aman, y como amigas son las mejores. Lucy estudia arte y es muy reservada, María estudia derecho y su personalidad explosiva capta la atención de todos.

A pesar de que sufrieron mucho cuando eran niñas porque querían parecerse físicamente, actualmente anhelan tener hijas que se parezcan a ellas.

La familia de Donna Aylmer, cuenta con cinco retoños, dos varones y una hembra mayores que las mellizas y que muestran como la genética juega su papel importante al momento de ser fecundado el ovulo.

Lucy y María marcan los extremos de esta carga genética, mientras que sus hermanos, forman parte del equilibrio en cuanto a rasgos físicos.

A pesar de ser las primeras mellizas distintas del mundo, la sonrisa de ambas sigue iluminando cualquier espacio al que llegan.

Veintiún años después, siguen siendo noticia y las consentidas de muchos alrededor del mundo, por ser protagonistas de uno de los casos mas curiosos que hemos presenciado.

Te recomendamos  en video: