Allison Mack intentó reclutar a Emma Watson para secta de tráfico sexual

La actriz Allison Mack fue detenida por su presunta implicación en la secta Nxivm, acusada de ayudar a reclutar mujeres para red de tráfico sexual.

La detención de Allison Mack, conocida por interpretar a Chloe Sullivan en la serie Smalville, puso en alerta a Hollywood cuando fue detenida por su presunta implicación en la secta Nxivm, acusada de ayudar a reclutar mujeres para una red de tráfico sexual.

Recientemente se conoció que trató de reclutar a Emma Watson para usarla como "señuelo" y ampliar su capacidad de convocatoria.

La actriz intentó ponerse en contacto con Watson, una activa feminista que ha brindado importantes discursos relacionados al papel que se le brinda a la mujer en Hollywood y en los ambientes de trabajo en general.

"@EmWatson, soy actriz como tú y estoy involucrada en un increíble movimiento femenino que creo que podría interesarte. Me encantaría chatear contigo si estás disponible", le decía a través de Twitter, en un mensaje publicado en enero de 2016.

Semanas más tarde, Mack volvió al ruedo con otro mensaje dedicado a Watson, en el que volvía a hablarle del "movimiento único" del que formaba parte y decía que podía sumarle mucho a su "visión y el cambio" que ella quería ver en el mundo.

 

"Creo que podemos trabajar juntas. Hazme saber si deseas conversar", escribió en otro mensaje en la red social.

La protagonista de Smallville también intentó ponerse en contacto con la cantante Kelly Clarkson para sumarla al movimiento liderado por Raniere.

Según declararon los fiscales, la secta se dedicaba a empoderar y fortalecer a las mujeres que se unían a ella, aunque en realidad funcionaba como un sistema de "esclavo y amo" en el que se esperaba que las mujeres, a quienes marcaba con las iniciales del líder, tuvieran relaciones sexuales con él.

El escándalo se desató tras un artículo publicado por Tne New York Times, en el que se daba cuenta de las atrocidades cometidas por la organización NXIVM, supuestamente dedicada a brindar cursos de autoayuda y de superación personal.

 

La investigación policial condujo a la detención de su fundador y líder, Keith Raniere, en México, en marzo pasado. Mack era una fiel colaboradora de Raniere, además de ser la encargada de atraer mujeres hacia la secta.