Keith Urban parece estar cansado del éxito de Nicole Kidman y le pide el divorcio

La carga de trabajo de Nicole Kidman podría ser la razón por la que la pareja esta a punto de quebrarse

A pesar de que Keith Urban y Nicole Kidman son una de las parejas más queridas de Hollywood, su matrimonio parece no estar en el mejor momento. Hace unos días hicieron una aparición en la Academy of Country Music Awards, y aunque se vieron enamorados como siempre, la prensa los pone bajo el microscopio tras confirmaciones de que su matrimonio esta a punto de derrumbarse.

Según informaciones no confirmadas, Keith podría haberle dado un ultimatum a su esposa. El cantante ha pedido que Nicole reduzca su pesada carga de trabajo o su matrimonio habría llegado a su fin. Personas cercanas a la pareja confirman la información a distintos medios de comunicación.

"Realmente quiere que se tome un descanso para poder pasar más tiempo juntos como familia. Él sabe que pueden volver a donde estaban si trabajan en eso".

Desde el mes de marzo los rumores sobre una separación han tomado fuerzas, se dice que incluso, han visto abogados de divorcio. Para los fanáticos seria una terrible noticia, después de doce años de haber compartido con ellos los momentos más importantes de su vida. Sin embargo, la pareja ha hecho su esfuerzo por tratar de silenciar éstas aseveraciones, con apariciones en público donde se ven tan unidos como siempre.

Algunos medios de comunicación insisten en resaltar la aparente fractura en el matrimonio de Keith Urban y Nicole Kidman. Incluso aseguran que la situación ha estado más tensa desde que la actriz le propuso a su esposo participar en un cameo para Big Little Lies, el proyecto que le ha dado a Kidman sus mas recientes éxitos como actriz.

Actualmente la pareja tiene doce años casada, y dos niñas: Sunday y Faith, de nueve y siete años, respectivamente. Anteriormente Nicoles estuvo casada con Tom Cruise con quien tiene dos hijos adoptivos, Connor e Isabella.