Esta modelo colombiana confesó que fue víctima de violencia de género

"¿Por qué quiero hablar? Porque tuve que recibir un golpe muy duro para abrir los ojos, y el dolor que siento NO SE LO DESEO a nadie", dijo Sara Saldarriaga

Sara Saldarriaga es una de las modelos más importantes del país: a sus 23 años ya ha sido retratada por revistas como Soho, que revoluciona Instagram cada vez que comparte una publicación con sus más de 11 mil seguidores.

Sin embargo, la belleza y fama no aseguran una vida perfecta. En su última publicación confesó que fue sometida a maltrato físico y psicológico por parte de su expareja. La paisa contó a detalle lo sucedido, con la intención de que las mujeres que pasan por su misma situación puedan tomar conciencia y reaccionar frente a esto.

"Porque me doy cuenta que casos como el mío, son mucho más comunes de lo que uno se imagina (y hay peores) seguro no seré la primera, ni iré a ser la última… Pero si espero con mi experiencia poder despertar la conciencia en muchas otras mujeres, que como yo creímos que estábamos solas, que nos daba pena hablar, que nos enganchamos en un círculo vicioso pensando que la felicidad del otro es primero que la propia, que nos dejamos manipular miles de veces, que mil veces entendimos y perdonamos, que volvimos a pesar que nuestra voz interior nos decía que no, pero que por la presión social y moral de 'luchar por un hogar y un matrimonio', llegamos a pensar que era nuestro deber estar ahí y aguantar. 
No estamos solas! La manipulación, los malos tratos y las amenazas NO SON AMOR", escribió en la publicación. 

 

Por qué quiero hablar? –Porque tuve que recibir un golpe muy duro para abrir los ojos, y el dolor que siento NO SE LO DESEO a nadie! Porque me doy cuenta que casos como el mío, son mucho más comunes de lo que uno se imagina (y hay peores) Seguro no seré la primera, ni iré a ser la última… Pero si espero con mi experiencia poder despertar la conciencia en muchas otras mujeres, que como yo creímos que estábamos solas, que nos daba pena hablar, que nos enganchamos en un círculo vicioso pensando que la felicidad del otro es primero que la propia, que nos dejamos manipular miles de veces, que mil veces entendimos y perdonamos, que volvimos a pesar que nuestra voz interior nos decía que no, pero que por la presión social y moral de "luchar por un hogar y un matrimonio" llegamos a pensar que era nuestro deber estar ahí y aguantar. No estamos solas! La manipulación, los malos tratos y las amenazas NO SON AMOR. #girlpower #letgo #noestamossolas #identificalasseñales

A post shared by Not your Bae (@inthesearchofsunrise) on

La publicación tuvo una respuesta favorable con sus seguidores, quienes no se limitaron en aplaudirla por este hecho de valentía.

"¡Por favor habla duro, muy duro para que mil mujeres te escuchemos! El día que una mujer pueda no amar con su debilidad sino con su fuerza, no escapar de sí misma sino encontrarse, no humillarse sino afirmarse, ese día el amor será para ella, como para el hombre, fuente de vida y no un peligro mortal", "Merecemos respeto, un amor verdadero y sano. Dios te fortalezca", "Eres muy valiente te admiro muchísimo y te mando un abrazo", escribieron algunos.

Respecto a ello, Ángela Gómez Jutinico, docente de Derecho de la universidad, experta en temas de género le dijo al periódico  El Espectador, que el fenómeno de violencia a la mujer más frecuente de lo que se cree,  “actualmente, existe una invisibilización del mismo y una falta de reconocimiento de que existe un problema social”.

Dentro del mismo artículo se revela que solo tres de cada diez mujeres denuncias estos casos ante las autoridades  Ese miedo, según explicó la docente, se debe a un fenómeno cultural que termina por culpar a la mujer, asumiendo que “hicieron algo para merecer el castigo”, o señalándolas de “ser cómplices de la actitud violenta hacia ellas y de no denunciar. Ambos hechos han naturalizado el problema”.

Te mostramos en video: