Conoce el pasado de Marjorie de Sousa antes de emigrar de Venezuela

La joven actriz Marjorie de Sousa hoy goza de fama, prestigio y dinero, pero su realidad antes de salir de Venezuela no era tan similar

La hermosa actriz Marjorie De Sousa no termina de deslastrarse de la polémica generada tras su relación con el actor Julián Gil y la custodia del hijo en común que tienen. Este fenómeno es, probablemente, lo que haya logrado que su existencia calara en tu memoria, pero un duro trabajo previo logró consolidar la salida de su natal Venezuela.

Casi todas las famosas provenientes de Venezuela contaron con la formación del Miss Venezuela, y Marjorie no es la excepción. Esta actriz, con 19 años de edad, logró entrar a las filas del Miss Venezuela luciendo la banda de Miss Dependencias Federales, es una de las pocas misses que en la historia del certamen ha representado esta región.

La rubia melena que caracterizó los inicios de Marjorie en el mundo del espectáculo hizo que productores de las telenovelas fijaran su mirada en ella. Encontraban en aquella simpática joven potencial para las artes. Y no se equivocaron.

Su rol como miss no tuvo mayor repercusión. Fue una participante que no conquistó a jurado para pasar a las rondas de semifinalistas, pero su conquista vendría más adelante. La pantalla estaba hecha para ella.

 

 

Recién culminada su participación en el certamen de belleza más importante de Venezuela, recibió una propuesta para integrar varios capítulos de la serie Historia Musical, producida por Venevisión, su nueva casa como actriz. Esos serían los primeros pasos en su formación dentro del exigente mundo de la actuación, por el año 2000.

Meses después compartió escena con la famosa Gaby Espino en la telenovela Amantes de Luna Llena. Las diferencias actorales con Espino eran notorias, lo que la obligaron a trabajar arduamente en su formación. Al siguiente año recibe una nueva oferta actoral para la telenovela Guerra de Mujeres.

Llegaría ahora un primer intento para probar suerte internacionalmente. La novela Gata Salvaje le dio esa oportunidad en Miami. En esa  misma ciudad trabajó en la telenovela Rebeca, producida por Venevisión Internacional y Univisión. Compartió roles con los mexicanos Mariana Seoane y Pablo Montero, y los venezolanos Gaby Espino y Ricardo Álamo, quien posteriormente se convertiría en su primer esposo.

México la recibe para formar parte del elenco de Mariana de la Noche, producida por Televisa, pero un nuevo giro laboral la lleva de vuelta a su natal Venezuela. Allí protagoniza junto con su esposo Ricardo Álamo la telenovela ‘Ser bonita no basta’ para el desaparecido canal RCTV.

Prueba en el mundo del cine junto con el actor colombiano Juan Pablo Raba en la producción Solterita y a la orden. Luego junto Raba trabajó en Y los declaro marido y mujer.

Conscientes de su éxito y formación internacional es llamada nuevamente por Venevisión para trabajar en la telenovela ‘Vieja Yo’ al lado de la famosa actriz venezolana Mimi Lazo. En esta nueva etapa es llevada a Miami para trabajar en novelas como Amor Comprado, Pecadora y Sacrificio de Mujer.

💛💙💔 🙏🏻🙌🏻 gracias mis sousatic@s por está foto 💋

A post shared by Marjorie De Sousa � (@marjodsousa) on

Televisa vuelve a fijar su mirada en ella y en el 2012 la llama para formar parte de la historia Amores Verdaderos. México comenzaba a enamorarse de esta venezolana, quien además protagonizó en teatro la exitosa y taquillera obra Perfume de Gardenia. Desde entonces muchas más ofertas llegaron a ella para traducirse en fama internacional y poniendo a Marjorie en el foco de la prensa rosa, que vive, tanto del espectáculo como de la vida de los famosos.

 

Te recomendamos en video: