El asqueroso secreto de los secadores de manos en los baños públicos

Quizás querrás utilizar toallas de papel para secar tus manos

¿Eres de las personas que utilizan con frecuencia los secadores de los baños públicos? Quizás este artículo te impulse a secar tus manos con una toalla de papel.

Acorde a un estudio publicado por la revista Applied and Environmental Microbiology, en el momento que una persona descarga el inodoro, y este no está cerrado, hay posibilidad de que salgan disparados pequeños pedazos de bacterias y excremento.

Al activar un secador, ya que estos aspiran el aire que está en el baño, es posible que esos pequeños pedazos de excrementos y bacterias salgan disparados a gran velocidad hasta tus manos o cara.

“Dentro de un edificio de gran tamaño, las bacterias potencialmente patógenas, incluidas las esporas bacterianas, pueden viajar de una habitación a otra”, escribieron los autores de la investigación.

De acuerdo a lo publicado en el portal Pulzo, Peter Setlow, director del estudio, explicó que, al menos que tenga un débil sistema inmunológico, una persona puede tolerar el promedio de bacterias presentes en un baño público.
Afirmó que prefiere usar toallas de papel, aunque no exista un estudio que pueda determinar con exactitud que estas sean un método más higiénico.

Te recomendamos en video