Hugh Jackman deja a un lado la rudeza de sus personajes y se convierte en un romántico empedernido

El actor ya suma 22 años de feliz matrimonio, con la también actriz, Deborra Lee

Imposible no amar a Hugh Jackman

Cuando vemos a Hugh Jackman interpretando grandes personajes en el cine, nos conectamos con su lado más extravagante, su talento para la interpretación y su sensualidad.

Pero las redes sociales nos dejan conocer su lado más romántico y divertido. Si prestamos mucha atención, el actor australiano siempre ha compartido esos destellos de romanticismo, hasta en alfombras rojas.

Su lado más romántico

El amor y la complicidad que el protagonista de X-men profesa a su esposa, demuestra la sensibilidad, el amor y compromiso que tiene con ella y la relación. Hace poco cumplieron 22 años de casados y en su cuenta de Instagram compartió una fotografía con su amada Deborra-Lee y el siguiente texto:

“Creo que en la vida necesitamos mirar y ser vistos por las personas más importantes de nuestras vidas. Deborra-Lee, desde el primer día nosotros lo tuvimos. 22 años después… todo se hace más profundo. Tú y los niños son el mejor regalo que jamás recibiré. Te quiero un billón de veces en todo el mundo”.

 

Su historia de amor

A pesar de la diferencia de edad, Deborra tiene 60 años y Hugh 47 años, lucen cada día más enamorados, y se han convertido en una de las parejas favoritas de Hollywood.

El intérprete de Wolverine no pierde la oportunidad de profesar su amor en alguna fecha especial, como San Valentín, cuando también publicó una fotografía con su amada.

My funny valentine! #throwbackthursday #mydebs

A post shared by Hugh Jackman (@thehughjackman) on

La pareja se conoció en 1995 en las grabaciones de la serie para televisión “Corelli” en la que ambos participaban.

Para la fecha, Deborra ya era una actriz reconocida en Australia y Hugh, de 24 años, apenas estaba buscando hacerse un nombre en este mundo. En ese momento la chispa del amor se encendió, manteniéndose viva por más de veinte años.

Actualmente Deb y Hugh tienen dos hijos adoptivos, Óscar, de 15 años, y Ava, de 10, años. Contra todo pronóstico, esta historia de amor ha superado más de lo que cualquiera pudiese imagina, y le han demostrado al mundo entero que cuando hay amor, todo es posible.

También lee

Te recomendamos en video: