Compartimos algunos trucos para que perdure más tu perfume

Hombres y mujeres sea cual sea la actividad que van a realizar nunca pasan por alto poner un toque de perfume.

Definitivamente un buen aroma conquista, de seguro lo has vivido más de una vez al momento de cocinar o de llegar a un lugar cuyos aromas te causan alguna sensación agradable.

De la misma forma pasa con el perfume, porque da un aire distinto, refuerza la personalidad y genera seguridad y atractivo. Está demostrado que en el caso del hombre, los que llevan una fragancia resultan más atractivos para el sexo opuesto. Una razón, es que dan la sensación de ser más elegantes y cuidadosos.

Y es que hombres y mujeres sea cual sea la actividad que van a realizar nunca pasan por alto poner un toque de perfume antes de salir, porque es algo que gusta, es divertido y permite a la persona sentirse segura, atractiva y hasta sugerentes.

El perfume en hombres y mujeres

En los hombres las fragancias van desde el rango de la elegancia hasta el tipo descarado, pero siempre vendiendo atractivo, valentía y seducción.

El éxito en los negocios y en amor tampoco pasa inadvertido. Siempre que se crea una fragancia para hombre se tiene en cuenta la opinión de las mujeres, entra en juego la seducción. Crear un perfume significa sondear el sexo opuesto.

En el caso de la mujer se tienen más en cuenta los roles y vertientes sociales. Desde delicada y femenina hasta rebelde y rompedora de corazones. Los estándares de la mujer tienen en cuenta aquello que les gustaría ser a la mayoría; una vida ideal adaptada a los gustos de la mujer actual.

Definitivamente hablar de perfume es hablar de seducción y delatar un poco de tu personalidad. A la hora de seducir con tu perfume es importante usarlo de manera correcta:

Las fragancias duran más tiempo en los puntos del cuerpo con mayor pulsación: las muñecas, el ombligo, el cuello y detrás de las rodillas.

Los aromas que se utilicen de día deben ser frescos y poco perfumados. Que den sensación de un olor limpio y no excesivamente cargado.

La noche debe ser una fiesta olfativa donde los perfumes de mayor aroma tienen que estar presentes. Debe ser elegante y no demasiado presuntuosa.

Para las citas la apuesta es más arriesgada. No es lo mismo una primera cita en la que no hay más intenciones que las de pasar un rato agradable con una bonita comida, cena o salida al cine que una cita diseñada específicamente para seducir. En este último caso, la apuesta es clara.

Fragancias dulces, con notas de canela o chocolate, elevado nivel de almizcle e incluso la posibilidad de utilizar un perfume con feromonas.

 

Te recomendamos en video: