Seis efectos que puede ocasionarte una noche de insomnio

Evita las preocupaciones antes de dormir. Le pasan factura a tu cuerpo.

¿Pasas la noche en vela? ¿Los pensamientos hacen que des vueltas en la cama? ¿Sufres de noche y crees que es por el insomnio? Lo más probable es que las preocupaciones de día sean la principal causa de tu falta de sueño o insomnio.

Los expertos señalan que lo que no nos deja dormir muchas veces, no es el insomnio en sí, sino las preocupaciones. Los constantes pensamientos relacionados con las finanzas, el estrés, el trabajo, los hijos o tu pareja impiden que tu cuerpo se relaje y puedas descansar.

“Llevar nuestras preocupaciones a la cama no sólo no las resuelve, sino que, además, el estrés impide que el cuerpo se relaje para poder descansar”, aseguró la psicóloga estadounidense Meredith Frow.

Los estudios señalan que mal dormir puede desencadenar complicaciones problema para la salud ya sea a nivel emocional, mental y físico.

Científicos de la Universidad de Arizona y de Yale en estudios especializados señalaron que la falta de sueño y el mal dormir en las noches puede generar:

Retraso en la capacidad de reacción ante estímulos.
Disminución de la capacidad de toma de decisiones.
Pérdida de la memoria.
Desarrollo de cambios sensoriales como la reducción del campo visual o la ralentización del habla.
Deterioro de determinadas funciones cerebrales, como la flexibilidad y la originalidad de pensamiento o perspicacia.
Pérdida de control del humor.

Una investigación sueca también demostró que la falta de sueño causa “daño cerebral” al encontrar gran concentración de moléculas propias del cerebro en la sangre de los voluntarios que pasaron toda una noche sin dormir.

Frow recomendó también que es “muy útil aplicar técnicas de relajación, perfectamente ejecutables en la cama y que disminuyen las señales fisiológicas que nos mantienen activados”.