"Allí me destruí, empecé a llorar como nunca":El duro relato de Carolina Cruz

¡Qué testimonio de vida! La presentadora sorprendió a sus seguidores con unos reveladores detalles.

Para Carolina Cruz esta fecha es muy especial. Su hijo, Matias, cumple su primer año de vida y en conmemoración la presentadora ha estado compartiendo con sus seguidores el relatando de cómo fue su nacimiento.

Por medio de diferentes publicaciones la presentadora ha contado cómo pasaron, junto a su esposo, la llegada de su primogénito. Desde su punto de vista, en primera persona, comienza el relato diciendo que el nacimiento se adelantó unos cuantos días, pero que a pesar de este percance Dios tenía todo en sus manos.

"Desperté a tu papá y ojalá hubiera grabado su cara de angustia, susto y ansiedad, me dijo: ¿ya?(…)Llego la hora, ya me llevaban a sala y se acercaba el momento más importante de mi vida, poder sentirte cerca y estrenar el corazón, también el momento más asustador que es el de la anestesia.", escribió Carolina junto al retrato de su hijo dentro de una incubadora.

Aunque la historia la compartió Carolina en Instagram y cualquiera puede leerlo, la forma en que está escrito muestra que fue contado expresamente para que su bebé tenga ese recuerdo cuando crezca. La publicación está acompañada de una foto de Matías recién nacido, en la clínica.

• • Mi cesárea estaba programada para el 22 de abril del 2017 ya que venías muy grande pero el 6 de abril del año pasado me quedo más claro que nunca que el tiempo de DIOS es perfecto, todo en su tiempo ni antes ni después. Eran las 3 de la mañana y me dieron ganas de ir al baño, apenas puse los pies en el piso sentí que algo se reventó, como una bomba de agua, corrí al baño y dije será que ya?? Me toque la barriga y te dije: mi amor faltan 16 días, todavía no, pero sentí otra vez que algo se rompió y me dije: llego la hora. Desperté a tu papá y ojalá hubiera grabado su cara de angustia, susto y ansiedad, me dijo: yaaaaaa??? Le dije: yaaaaa jajajajajaja, llamamos a tus abuelos y tíos, no tenía la pañalera armada así que metí todo lo que pude y me tomé todo mi tiempo para bañarme, organizarme y salir a la fundación Santa Fe. A las 6am estábamos llegando a la clínica, de una me atendieron y ya desde el carro sentía contracciones y estaba dilatando, me entraron a un cuarto a tomarme signos vitales y a realizarme el ingreso, me sorprendió lo tranquila que tuve en todo momento, siempre hablándote a ti y a DIOS, consiente que todo iba a estar bien. Apenas entre me dijeron que mi DR Fabio no estaba ya que había adelantado sus vacaciones para poder estar el 22 que era el día que ibas a nacer pero no me angustie porque sabía que estaba en las mejores manos, en las manos de DIOS. Me dieron una habitación y aquí ya habían llegado tus tíos y ahora lo que más me asustaba era pensar en la anestesia ya que uno escucha muchas cosas al respecto, tú me llenaste de fortaleza y Dios me mando a los mejores doctores, ellos me dieron más Tranquilidad de la que tenía, empezaron a monitorearme y tenía que esperar sala para las 8am, el tiempo se pasaba lento y yo disfrutaba de los últimos minutos con esa barriga que me goce tantooooo. Llego la hora, ya me llevaban a sala y se acercaba el momento más importante de mi vida, poder sentirte cerca y estrenar el corazón, también el momento más asustador que es el de la anestesia. Llego una doctora costeña adorada, me tranquilizo tanto que no sentí nada, allí dije en tus manos DIOS…continuara

A post shared by Carolina Cruz Osorio (@carolinacruzosorio) on

Matías llegó a su primer año este 6 de abril, pues en 2017 no quiso nacer el día que el médico programó la cesárea porque “venía muy grande”, sino que se adelantó dos semanas. La siguiente publicación con un tinte de dolor, pero con esperanza Carolina publicó la siguiente fotografía continuando la historia.

La cesarea de la presentadora fue todo un reto personal, ya que el doctor que llevaba su historia no se encontraba en la ciudad, sin embargo la había dejado en unas buenas manos. Esta primera etapa, superada rápidamente fue golpeada cuando por uno de los mayores temores de un bebé prematuro.

"Ya voy a empezar y en 2 minutos vas a tener a Matías en tus brazos, yo solo repetía DIOS mío en tus brazos mi hijo y yo siempre. En ese momento sentí tu llanto y eso me tranquilizó, te pusieron un instante en mis brazos y yo quedé en shock, me sentía en una nube (…) vi que a mi lado te hacían de todo mientras me cerraban". 

Dentro del relato la participación de su esposo Lincoln Palomeque es fundamental, pues no hay duda que su papel fue fundamental en todo el proceso.

"Al rato llego Lincoln a la habitación a explicarme que estabas en la UCI porque tus pulmones estaban débiles y necesitabas un medicamento por 5 días". 

La reacción de la presentadora al principio fue un estado de shock, describe que que sus sentimientos al ver a su hijo fue "un amor inexplicable y una sensación que hoy todavía no logro descifrar".  A pesar de eso, luego del tiempo que esperaron por la recuperación del bebé, el último día, paso lo inexplicable.

"El sábado bajo a verte de nuevo y cuando logro llegar a tu incubadora te veo conectado con oxígeno y allí me destruí, empecé a llorar como nunca, sentí miedo, mucho miedo…continuara", cerrando el relato de su última publicación hasta el momento.

 

• • Llego el doctor Camilo y me dijo: caro no te preocupes vengo recomendado de Fabio (mi doctor todo mi embarazo) y además atendí a tu amiga Paola Calle con su embarazo aquí en Bogotá, allí dije: DIOS mío gracias por mandarme otra señal de tranquilidad. Y llego el momento, eran las 8 pasadas, ya me habían puesto la anestesia, tenia a Lincoln Detras mío y el doctor nos dijo: están listos?? Ya voy a empezar y en 2 minutos vas a tener a Matías en tus brazos, yo solo repetía DIOS mío en tus brazos mi hijo y yo siempre, en ese momento sentí tu llanto y eso me tranquilizó, te pusieron un instante en mis brazos y yo quedé en shock, me sentía en una nube, veía todo como desde un piso más arriba, vi que a mi lado te hacían de todo mientras me cerraban y Lincoln solo me decía que te tenían que llevar pero que estabas bien, yo no entendía nada me sentía como volando. Me enviaron a la habitación, llegue y no te vi, empecé a sentir mis piernas después de la anestesia, ya me quería parar y activarme pero me sorprendía no llorar ni estar tan sensible como casi siempre soy, era una sensación muy rara que no podría explicar, lincoln y mi mamá estaban aterrados y me preguntaban todo el tiempo si me sentía bien y yo con una sonrisa de oreja a oreja decía que si, que estaba perfecta Gracias a DIOS. Al rato llego Lincoln a la habitación a explicarme que estabas en la UCI porque tus pulmones estaban débiles y necesitabas un medicamento por 5 días, yo solo me reía. Pude bajar en la tarde a verte y alimentarte, apenas te vi lo primero que hice fue darle gracias a Dios, seguía muy fuerte y en un estado de shock. Cuando llegue estabas tal cual como en la publicación anterior, sentí un amor inexplicable y una sensación que hoy todavía no logro descifrar. Ya es viernes y bajo cada 3 horas a darte pucheca en la UCI y me quedo a tu lado horas observando tu proceso, sigo en shock, ya en la noche me voy a dormir y la doctora me explica que Ya no necesitas oxígeno y eso me llena de felicidad y tranquilidad. El sábado bajo a verte de nuevo y cuando logro llegar a tu incubadora te veo conectado con oxígeno y allí me destruí, empecé a llorar como nunca, sentí miedo, mucho miedo…continuara

A post shared by Carolina Cruz Osorio (@carolinacruzosorio) on

 

Por un mes la presentadora se quedó con su hijo en el hospital porque, como muchos menores en Bogotá, su estado de salud era delicado por la altura en la que se encuentra la ciudad lo que hacia que necesitaran oxigeno para ayudarle al sistema respiratorio.

Duraste con oxígeno un mes, a la semana ya te lo sabías quitar y yo no dormía de pensar que te lo ibas a quitar dormido y no podrías respirar, fue un mes de mucho aprendizaje, paciencia y trabajo en equipo.

 

• • Llore hasta que me seque, lincoln y mi mamá respiraron porque entendieron que ya era yo la que estaba allí, que el estado de shock de días anteriores había pasado, llegó la doctora a calmarme y a explicarme que muchos niños de los que nacen en Bogotá por la altura se van a la casita con oxígeno y que seguramente sería tu caso hijito ya que cuando te dormías profundamente se te bajaba un punto la saturación y debíamos cuidarte mucho. En ese momento no pude alimentarte porque estaba muy sensible, así que me calmé y le di las gracias a DIOS porque estabas bien, perfecto, sano y fuerte. Veía la situación de otros bebés que estaban en la UCI y ver a sus papitos muy tristes porque algunos estaban delicaditos….eso me ponía muy mal. Nos quedamos en la clínica hasta el lunes, no me fui de tu lado, le dije al doctor me voy con mi hijo, sin él no me muevo de esta clínica, yo ya me sentía perfecta pero quería llegar a casita a cuidarte y entregártelo todo. Duraste con oxígeno un mes, a la semana ya te lo sabías quitar y yo no dormía de pensar que te lo ibas a quitar dormido y no podrías respirar, fue un mes de mucho aprendizaje, paciencia y trabajo en equipo. Cada 8 días te hacían la oximetria a ver si ya no necesitabas el oxígeno, pasaron 30 días y llego ese día donde nos dijeron que tus pulmones estaban perfectos y no ibas a necesitar oxígeno, otra batalla ganada de la mano de DIOS. Hoy en día nunca te has enfermado, no te ha dado una gripa, eres un niño muy sano y feliz, sensible, todo te lo gozas, lo disfrutas, amas estar en tu casa, con tu familia, eres VIDA y llegaste como un regalo de DIOS a enseñarnos a ser mejores cada día por ti, a entender que el mundo es mejor cuando te rodeas de sencillez, amor, familia y el más importante DIOS. Desde el día que naciste rezo el rosario, se lo prometí a la virgen y hoy en día es uno de mis planes favoritos, es una conexión impresionante, Amo ver tu cara de felicidad cuando te llevamos a misa, adoro que me señales a DIOS (señala el cielo), amo que mires una imagen de la virgen y te emociones. También vivi al 2000% mi lactancia materna, la mejor decisión que he tomado, alimentarte, conectarte conmigo…continuara

A post shared by Carolina Cruz Osorio (@carolinacruzosorio) on

Luego de este mes, Lincon volvió a su casa, pero esta vez acompañado de su esposa y su hijo, y relata además que desde ese momento el bebé no ha tenido ninguna dificultad en sus salud y, sin duda, la fe de la presentadora fue mucho más ferviente.

Desde el día que naciste rezo el rosario, se lo prometí a la virgen y hoy en día es uno de mis planes favoritos, es una conexión impresionante.

 

• • Nunca voy a olvidar como nuestras miradas se conectaban en el momento de alimentarte, como me tocabas, como llorabas y al verme sentías plenitud, la experiencia más INCREÍBLE Y FUERA DE SERIE DEL MUNDO, después de eso no hay nada. Hijo hoy estás cumpliendo un año y han sido los 365 días más maravillosos de nuestra vidas, prometemos amarte, cuidarte, protegerte y hacer de ti un buen ser humano, seguramente vamos a cometer muchos errores, cada día es un aprendizaje diferente pero lo que tengo claro es que si hacemos las cosas con amor…todo es posible. Gracias por escogernos como tus padres, gracias por llegar a nuestra vidas en el momento perfecto, gracias porque tú haces que nuestra vida sea plena, no perfecta pero si plena. Disfrutamos las 24 horas a tu lado pero este vídeo resume lo que vivimos hoy en día ❤️🙏🏼 Te Amamos, DIOS te cuide y te siga llenando de vida y Salud por siempre, tu eres nuestra bendición y regalo de DIOS (al significado de tu nombre) los que te amamos estaremos a tu lado para celebrar tu vida👪💖 Gracias por tantos mensajes llenos de amor para Matías, esto es solo un resumen de lo más maravilloso q hemos vivido, Dios los bendiga. Leemos cada mensaje 📝🖋

A post shared by Carolina Cruz Osorio (@carolinacruzosorio) on

Sus seguidoras no han dejado de halagarla por la valentía de escribir su relato como mamá y, además, por hacerles sentir identificadas durante esta etapa.

"Hermosa vivivencia, es impresionante todas las emociones y sensaciones que nos despiertan nuestros chiquitos, como dices tú es inexplicable. Felicidades por el primer año de Matias y que vengas muchos más", "Dios, llore con las dos publicaciones, ser madre es lo más maravilloso que podemos experimentar nosotras las mujeres; aunque nadie dice que es fácil, pero el tiempo de Dios es perfecto", escribieron algunas de sus fans.

Te mostramos en video: