Fotógrafa vuelve delgada a una pareja en su sesión de compromiso sin su autorización

El hecho generó molestia y polémica en la pareja que solicitó el servicio sin pensar lo que sucedería

Katie Liepold es un chica feliz y orgullosa de su figura, pronto celebraría su boda pero antes de eso, buscó hacer un registro fotográfico que pudiera captar la maravillosa experiencia de unirse en matrimonio, decidió hacer una sesión de compromiso para de manera oficial anunciar su boda. Para esto buscó en Facebook recomendaciones de fotógrafos, entre diferentes presupuestos y propuestas aceptó la de Tower Photography, una fotógrafa que por $600 cubriría esta sesión y el evento como tal, la sesión marchó de maravilla hasta el día en que la pareja se sintió realmente humillada, habían recibido las fotografías totalmente alteradas con edición, borrando su peso real y convirtiéndolos en otras personas.

Aunque todo el proceso de producción transcurrió con normalidad, la gran decepción llegó con las fotos finales. La edición que exageró el recurso, redujo gran parte de las proporciones de la pareja. Lo peor del caso no sería esto, la fotografa tomó sus redes y en vez de asumir la culpa o disculparse, simplemente decidió atacar a la pareja con esta publicación que luego eliminó haciéndolos sentir que les estaba haciendo un favor:

"Y la gente se pregunta por qué he dejado poco a poco mi negocio de fotografía. La semana pasada hice una sesión de compromiso para una pareja con obesidad mórbida. Solo por la forma en la que fueron “exigentes” con respecto a ciertas cosas durante la sesión, sabía que iba a ser un desastre. En primer lugar, sus cuatro perros rebeldes tenían que estar en la sesión junto al lago, que por supuesto tenía patos. Su camioneta también tenía que ser parte de la sesión, por supuesto estaba estacionada directamente bajo el sol porque no había ni un poco de sombra. Tenía un desastre escrito por todas partes. Simplemente me ofrecí a anular el contrato para la boda, ya que solo les gustó el 25 por ciento de las 110 imágenes que les entregué; les pregunté si necesitaban algo más para estar conformes. ¿Resolví el problema? Mmmm, no. Olvidé quitar la hierba y las manchas de barro de sus pantalones, y por supuesto no les gustó la iluminación en las fotos de la camioneta aunque les dije que hacia demasiado sol."

La futura novia se sintió tan humillada que decidió compartir lo sucedido, en la respuesta de la fotógrafa no solo ataca su imagen corporal sino que además se burla de sus clientes que claramente quedaron insatisfechos con este trabajo tan denigrante, en solidaridad miles de usuarios compartieron sus posturas apoyando a la pareja con mensajes como "La fotógrafa no debió de haber photoshopeado las imágenes sin su permiso", "Fotógrafa ignorante. Le pagaron para que tomara las fotos, no para que las editara. No es asunto suyo que sus clientes tengan sobrepeso o no" y "Estoy harto de que la gente piense que está bien juzgar a los demás por su apariencia, esta fotógrafa necesita más control de la realidad".

Te recomendamos en video: