Una copa diaria de vino tinto podría afectar gravemente tu salud

Adiós a las copas de vino tino para ahogar nuestras penas

Recientemente Journal of Public Health publicó un estudio en el que comprueba que tres copas de vino tinto a la semana pueden afectar considerablemente tu capacidad cerebral y podrían llevarte, incluso a la demencia. Este es el primer estudio lo suficientemente extenso que comprueba que los bajos niveles de alcohol en el cuerpo afectan la mente del ser humano.

13.342 casos con edades comprendidas entre los 42 y 70 años fueron estudiados y se determinó que las personas mayores a 60 años son más sensibles y propensos a desarrollar daños mentales en su organismo con el consumo de alcohol.

Entre los resultados se conoció que una copa promedio de vino tenía aproximadamente diez gramos de alcohol y el daño podía verse reducido cuando se trata de ocho gramos o menos. También arrojó que indistintamente del sexo, quienes consumen una copa de vino tinto al día o medio litro de cerveza tienen un descenso drástico en su capacidad neural.

La razón de la disminución de reacción y rendimiento de los casos estudiados se debería al daño en las células nerviosas que envían señales al cerebro. Por otro lado, el consumo alteraría la absorción cerebral de vitamina B1, que es vital para la mantener la capacidad cerebral adecuada.

El estudio realizado por investigadores de las universidades de Oxford y Cardiff, estaba evaluando “riesgo significativo” de contraer demencia y su relación directa con el consumo de alcohol.

El profesor Simon Moore de la Universidad de Cardiff, recomendó que el consumo de alcohol en adultos mayores debe estar medianamente restringido ya que son las personas mas sensibles y propensas a presentar danos importantes en su capacidad neural.

La Organización Mundial de Salud (OMS) esta alerta ante estos resultados y al límite de alcohol recomendado semanalmente, equivalente a catorce unidades semanales.

En Reino Unido se reportan sesenta y un mil casos de demencia al año, enfermedad que hasta el momento no cuenta con una cura. Para los científicos, el alcohol contribuiría exponencialmente al aumento en esta tasa debido a la toxicidad asociada al cerebro y a la memoria.

Los resultados también confirmaron que los consumidores empedernidos de vino tino o cualquier tipo de licor eran más propensos a desarrollar enfermedades mentales como la demencia.