Eli Ink, el hombre que se tatuó de negro incluso el interior de sus ojos y boca

Es quizás la persona más tatuada del mundo.

 

Un hombre británico quizás pueda ser considerado el hombre más tatuado del mundo luego de cubrir su cuerpo entero.  Y es literal: se tatuó todo el cuerpo, incluida la cara y hasta el interior de sus ojos, a los que les aplicó tinta negra.  Se llama Eli Ink, tiene 27 años y él ve su cuerpo como un lienzo para exhibir su arte. De hecho, todo lo ha pintado de tinta negra. Lleva 10 años en eso.

También tiene extensiones en su nariz y en su labio inferior para hacerlos ver de forma peculiar. Y, a pesar de eso, dice que todas estas intervenciones hacen parte de su propia personalidad. Se inspira en Pablo Picasso para sus modificaciones, ya que ahora puede parecerse a una figura surrealista, tan común en las obras del pintor.

Contrario a lo que se pudiera pensar, Eli dice que es un éxito con las mujeres. Su novia es otra fanática de las modificaciones corporales , aunque él solo entiende lo que está haciendo su cuerpo.  Incluso dice que se tatuó los ojos para conseguir la "perfección estética", así esto haya significado riesgos para él.

Ahora quiere reconstruirse la oreja y piensa que su cuerpo "jamás estará completo", muestra el portal Unilad.

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO