Una mujer puede ser la sucesora del Osmel Sousa

El Zar de la Belleza deja el trono y suena como sucesora una ex Miss Venezuela

 7 coronas universales, 4 de los 6 títulos mundiales y más de 40 títulos en reinados de belleza internacional para Venezuela es lo que ha conseguido Osmel Sousa el Zar de la Belleza en casi 40 años al frente de la organización Miss Venezuela. Un récord que pocos han conseguido al frente de un concurso de belleza, y con este currículum mucho se ha llegado a pensar sobre a quién podría adjudicársele el trono. ¿Quién mejor que una mujer?

 Los tiempos han cambiado tanto desde que Osmel comenzó en la organización Miss Venezuela, aunque con su estampa, temperamento y visión siempre fue un revolucionario de la industria del entretenimiento. Ya el hecho de que un hombre con tanta sensibilidad y empatía  hacia estos concursos fuese quien dirigiese este evento, que se convirtió en un fenómeno cultural, ya desde los setenta hablaba mucho de la apertura mental y el rompimiento de las barreras y tabús sobre qué debe o no hacer un hombre o una mujer dentro de una sociedad.

Bien es cierto que Osmel, aunque siempre vigente en lo que pide la gente de una belleza universal o mundial, la visión al frente de la Organización Miss Venezuela de una mujer debe ser fundamental en estos días, pues el concepto de ellas cambió, como han cambiado de fondo el sentido y la forma de ver los concursos de belleza, aunque para muchas se siga cosificando la figura de la mujer.

Bien es cierto que Osmel, aunque siempre vigente en lo que pide la gente de una belleza universal o mundial, la visión al frente de la Organización Miss Venezuela de una mujer debe ser fundamental en estos días, pues el concepto de ellas cambió, como han cambiado de fondo el sentido y la forma de ver los concursos de belleza, aunque para muchas se siga cosificando la figura de la mujer.

Suenan muchos nombres al trono que ha dejado un vacío sorpresivo en el Miss Venezuela, y la primera candidata es Nina Sicilia, Miss Internacional 1985, quien ha trabajado muy de cerca en los últimos años al lado del Zar de la Belleza y la Organización Miss Venezuela.

En las redes sociales otro de los nombres que suena es el de Gisselle Reyes, la profesora de pasarela que ha estado al frente de esta materia por más de 25 años y la creadora del "tumbao del Miss Venezuela" y que se hizo mundialmente famoso cuando Alicia Machado gana en 1996 el título de Miss Universo por su particular coqueteo al caminar.

Un año antes, en 1995, Jaqueline Aguilera se adjudicaba la corona de Miss Mundo, de la mano de Osmel Sousa, y desde entonces no se ha separado del mundo de la moda ni de las pasarelas, creando incluso su propia agencia y academia de modelaje.  Con este currículum, Aguilera también siento como candidata para ir al frente del Miss Venezuela.

Sin embargo, para Osmel no todo ha brillado. Su visión siempre ha sido cuestionada por años, al someter a las cirugías plásticas que sean necesarias a las Misses hasta él ver a la reina de sus sueños.

Por otro lado el vacío de coronas después de Alicia Machado, y más tarde, luego del reinado de Dayana Mendoza (2008) en el Miss Universo, supuso para el Zar y su equipo dimitir y que la crítica lo considerara obsoleto. Los títulos de Gabriela Isler y de Alyz Henrich, en el Miss Universo y Miss Tierra (2012) supuso un respiro para Sousa y la Organización.

Lo cierto es que el Grupo Cisneros al que pertenece la Organización Miss Venezuela sigue en la búsqueda de quién tome las riendas de la fábrica e industria de belleza más prolifera del mundo